INVITADO

La industria de la impunidad


Mouris Salloum George

Lecturas: 389

Si mal no funciona nuestro convertidor digital, al tipo de cambio de ayer 13 mil 300 millones de dólares equivalen a casi 253 mil millones de pesos.

Para efectos de este tema, consignamos el dato de 117 mil millones de pesos. Esta segunda cifra corresponde a la suma de los presupuestos para el ejercicio fiscal 2019 de los gobiernos de los estados de Sonora y Coahuila.

En el segundo caso, el Congreso estatal rasuró mil millones de pesos a la propuesta del Ejecutivo -que solicitó más de 50 mil millones de pesos-, acusando recibo de lo programado por la Federación para 2019. Se quedó, pues, en 49 mil millones de pesos.

El Congreso de Sonora, de su lado, autorizó al gobierno del estado un presupuesto de 68 mil millones de pesos, en los que se incluye el monto calculado de la captación por participaciones federales.

La cantidad exhibida en el primer pá- rrafo, 253 mil millones de pesos, resultan de la conversión de los 13 mil 300 millones de dólares.

Esa fortuna en dólares, es la que acredita Forbes 2019 al plutócrata mexicano Germán Larrea Mota-Velasco, empresario que participa en el sector transporte y entretenimiento, pero su fuente de acumulación es, principalmente, el minero Grupo México.

Desde hace décadas ese corporativo ha sido acusado de faltas a los imperativos de seguridad industrial.

El 19 de febrero de 2006, en la mina de carbón de Pasta de Conchos, Coahuila, se produjo una explosión por la que quedaron atrapados 65 obreros. Desde entonces se tipifcó coloquialmente la tragedia como homicidio industrial.

Los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto brindaron protección a Larrea Mota-Velasco al grado de que el reclamo de recuperación de los cadá- veres por sus familiares les fue negado sistemáticamente.

En México todavía existen las castas

Pruebas de laboratorio solicitadas a la UNAM -según el peritaje último- confirman que en la población afectada por el desastre de 2014 se encuentran 10 microorganismos de plomo por decilitro de sangre.

Pasó por Sonora el gobierno del PAN, lo relevó el PRI: Aunque mermada por los mercados en 2018, Germán Mota-Velasco sigue disfrutando de su fortuna: Más del doble de los presupuestos de Coahuila y Sonora en conjunto.

La industria de la impunidad, paga, y paga en dólares. En México todavía existen castas. Es el neoliberalismo, señores.



Columnas anteriores

visitas