VECTOR X

Un lastre ser nuñista


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 834

HOY ESA ETIQUETA ES UN LASTRE, UNA LOSA EN EL ESPINAZO COMO EL PÍPILA.

Suele decirse en política, en tono de paradoja por supuesto, que el año más difícil de un sexenio es el séptimo, cuando se ha dejado el poder y suelen salir a la flote verdades, complicidades, atracos al erario.

Arturo Núñez podrá vivir plácidamente en Europa lo que resta de su vida, pero el veredicto de la historia seguirá siendo implacable por cuanto dejó de hacer, permitió y engañó. Un fiasco.

Hoy, es vergonzoso ser nuñista, cuya corriente naufragó sin remedio. ¿Quiénes apoyaban al eterno subsecretario de Gobernación aquel inolvidable año 2000 cuando compitió contra Manuel Andrade en el PRI? David Gustavo Gutiérrez Ruiz era coordinador general de campaña; Carlos Elías Dagdug, coordinador del consejo político asesor, y Francisco Peralta, vicecoordinador.

Entre otros, Gustavo Rosario, coordinador de asesores; Liborio Correa, de estructura territorial; y Wilver Méndez, de enlace con la sociedad civil. Otros más: José Antonio de la Vega, de acción electoral; y Francisco Rullán, de estudios y proyecto.

Manuel Ordóñez Galán y Jorge Javier Priego Solís también impulsaban al político caído en desgracia.

Al correr los años, el equipo sufrió ajustes por decesos y la mano siempre tenebrosa de doña Marta Lilia.

Si en 2012 todos deseaban ser nuñistas, hoy esa etiqueta es un lastre, una losa en el espinazo como El Pípila.

De la Vega, consentido del ex gobernador, cayó parado en el gobierno de la 4T. Perdido, Agustín Silva defiende con suavidad a su jefe en la Cámara de Diputados porque sabe el tamaño de su rabo.

El nuñismo se ganó un lugar en la historia de los fracasos políticos locales.

LA MORRALLA Por estos días Ariel Cetina, director del Ifortab, presentará un programa estatal de capacitación que levantará las cejas a más de uno, sobre todo porque se vincula al proyecto de nación de AMLO y a pie juntillas con los programas de Adán *** En Teapa siguen de las greñas la diputada Alma Espadas y la alcaldesa Tey Mollinedo *** Hasta el jueves.



Columnas anteriores

visitas