CASCARA AMARGA

Agosto peligroso


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 579

Siempre he desconfiado de este mes del año que se me presenta pálido y ominoso. Este mes que por cierto no siempre existió, pues como sabemos, el calendario romano sólo contaba con 10 meses, y el año comenzaba en marzo. Fue el emperador Octavio Augusto, sucesor del gran Julio César, quien decidió introducir al calendario Juliano (este calendario debe su nombre al mencionado Julio César, vencedor de las Galias) este mes de agosto para perpetuar su nombre. Y pienso que este mes debe ser temido y no precisamente por la antigua leyenda de los Aztecas o Nahoas, donde se sostiene que existió un sol hace 60 mil años –el cuarto sol, pues estamos en el quinto- cuyos rayos se filtran aún en este mes de agosto, causando grandes calamidades en el mundo, sino porque este mes ha sido desgraciado en varias ocasiones.

Recordemos que la mortífera bomba atómica se lanzó por primera vez en agosto de 1945, causando inmediatamente 78 mil muertos. También la historia registra que el 7 de agosto de 1819, hace 200 años, se dio la célebre batalla de Boyacá, donde las fuerzas libertadoras de Simón Bolívar derrotaron a la división realista, después de 78 días de lucha tenaz por parte del libertador.

Es también en este fatídico mes cuando Alemania declara la guerra a Francia, en la llamada Primera Guerra Mundial. Y no podemos dejar de mencionar el hecho histórico que sucedió el 13 de agosto, día de San Hipólito, de 1521, en que la gran ciudad de Tenochtitlan, capital del imperio Mexica, cae bajo las armas del extremeño aventurero Hernán Cortes, iniciándose así una nueva nación mestiza, que somos ahora los Mexicanos.

En honor a la verdad, debo decir, que en general es el verano la estación más amenazante del año, y especialmente el mes que venimos mencionando. Hay que estar alertas y precavidos para que lo que pueda suceder no nos agarre por sorpresa.



Columnas anteriores

visitas