ANALISTA

Aeropuerto: Prioridad nacional


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 707

DESIGNANDO A SANTA LUCÍA COMO EL NUEVO ESPACIO DONDE SEDENA LLEVARÁ A CABO LA CONSTRUCCIÓN.
 
Pasado el tema de la “consulta” para la continuación o cancelación del proyecto del ya avanzado Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco, y con la decisión de cancelarlo, designando a Santa Lucía como el nuevo espacio donde la Secretaría de la Defensa Nacional llevará a cabo la construcción de tan importante y necesaria obra, el tema se ha evaporado de las opiniones pública y publicada. Pareciera que, en la mente de los mexicanos, es lo que es y punto. Pero la situación del actual Aeropuerto Benito Juárez es preocupante, lamentable y su escenario es el de un paciente en terapia intensiva, soportado sólo por vida artificial. 
 
Vuelos permanentemente retrasados en despegues y aterrizajes; salas de espera saturadas y en pésimo estado; pasajeros que pasan horas dentro del avión, ya sea para despegar o después de aterrizar previo a que se les asigne una sala; utilización cada vez más frecuente de posiciones remotas a las que los autobuses de transporte de asistencia en tierra tardan horas en llegar; un espacio para la bajada de pasajeros y acceso a las terminales 1 y 2, que es simplemente inaceptable, donde los viajeros nos mojamos; una puerta en la que cabe sólo UNA persona, y por la cual hacen pasar 100 con maletas, sillas de ruedas y carriolas con niños, propiciando el lógico caos.
 
Una vergüenza absoluta para mexicanos y extranjeros que seguramente no pueden creer que están llegando al aeropuerto de la capital de un país, miembro de la OCDE. 
 
Santa Lucía ha causado polémica por su ubicación cerca de un cerro, la falta de infraestructura de acceso y por los permisos de impacto ambiental y de índole técnica que aún no se tienen en su totalidad. Adicionalmente, interpusieron amparos en contra de la construcción del proyecto que están siendo atendidos en instancias judiciales.
 
México es un país grande, hermoso, con una industria turística muy relevante a nivel mundial, que representa 8.8% del PIB nacional. Tan sólo en 2018 recibimos 41.4 millones de turistas internacionales, lo que nos posicionó como el séptimo destino más visitado del mundo. Contar con un aeropuerto representa una política de Estado que permitirá continuar con movimiento de personas y mercancías en condiciones de seguridad, para aportar al desarrollo nacional y no al de sólo unos cuantos.
 


Columnas anteriores

visitas