DOBLE FILO

No todos los sindicatos son negativos


Homero T. Calderón

Lecturas: 1099

Aunque el Sindicato nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE ) tuvo sus mejores días entre 1980 y el 2012, hoy está en plena agonía política. Le cuesta mucho levantar la patita. Digamos que su caída es la propia caída del PRI. Desde el año 2000 arrastra todas sus malformaciones. Y aunque aún son dueños del contrato colectivo de trabajo, ya muchos rezan responsos por su muerte. La gran culpable de esta muerte anunciada es la CNTE, que lo ataca por todos sus flancos. Ya son 40 años de estos ataques sistemáticos. Sin embargo, la CNTE le simpatiza a AMLO. Pero contrario a esa simpatía, la CNTE no crece ni en secciones, ni en estados simpatizantes. Sus bases de operación son Chiapas, Oaxaca, Michoacán y dos secciones de CDMX. Y como espacio que no se cubre, se pierde, el SITEM, nacida en el año 2011, empieza a copar todos esos espacios perdidos por la CNTE. Ya controla Chiapas, Oaxaca, Michoacán, el propio Tabasco donde nació; Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Veracruz, Querétaro, Aguascalientes, Colima y Tamaulipas. Empezó con 640 agremiados y hoy cuenta con más de 26 mil. Su líder Diego Ánimas Delgado, ha hecho una estupenda labor de organización. En cambio, el SITET y los otros "sindicatitos" en Tabasco no tienen capacidad de convocatoria. Súmele usted que la sección 29 del SNTE se está desangrando por vieja y anquilosada y tendrá usted un panorama desalentador. Para que usted vea que no todos los sindicatos nuevos son negativos…

NOTABENE: Apenas rebasa los cuatro meses de haber sido fundada la Unidad de Inteligencia Financiera dirigida por el joven Arturo Abreu Ayala, y ya empiezan a rechinar muchos goznes de la estructura pública. Abreu Ayala es inteligente y mesurado. Ha extendido su brazo investigador hacia empresas e instituciones privadas para seguir la pista del dinero clandestino. El miércoles 7 de agosto pasado, mi periódico el Tabasco HOY, publicó que hay 873 millones de pesos que los municipios han desviado ante la complacencia del Órgano Superior de Fiscalización. Si eso se comprueba, habría que seguir la pista al poder que pueda aportar la Ley de Extinción de Dominio, que si se aplica al cien por ciento, hará que caigan infinidad de rateros...



Columnas anteriores

visitas