VECTOR X

Monreal, lengua de doble filo


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1501

Camaleón, trajeado de mil colores, genuino espécimen de la fauna política acomodaticia, Ricardo Monreal regresó a Tabasco enfundado ahora con los colores de Morena, y defendiendo las causas del lopezobradorismo.

No es el zacatecano rara avis, lo mismo habla de convicciones o ideales que los traiciona. Asistió hace un par de días al insípido informe del Senador Ovidio Peralta, acaso uno de los legisladores más intrascendentes de los últimos años.

Vino Monreal a decir a los tabasqueños de Peralta casi lo mismo que alguna vez dijo del ex gobernador Arturo Núñez. Al hoy Senador por rebote lo calificó como un político “con fuerza, entusiasmo, sincero e innovador que forma parte de una nueva legislación política que se ha ganado el afecto y respeto de muchos”.

Todos saben en la Cámara Alta, y en Tabasco, que don Ovidio es un segundón, auxiliar de Javier May. Pero Monreal barniza todo cuanto se le pone en frente siempre y cuando le convenga. Durante el sexenio pasado, se la pasó alabando a Núñez, a quien dibujó como político brillante.

Incluso, en su calidad de jefe de la delegación Cuauhtémoc arropó a Néstor Núñez, a quien luego impulsó como candidato de Morena para esa posición.Va un dato interesante: Néstor, su padrino Ricardo y su papá A rturo le tendiendo la cama a Andrés Granier cuando siendo éste gobernador de Tabasco asistió a una reunión de legisladores en la Ciudad de México para exponer las consecuencias de la inundación de 2007.

Ahí, delante de todos, Monreal zarandeó al químico con datos enviados por Núñez a través de su hijo Néstor, entonces secretario privado de Monreal.¿Se le puede creer al zacatecano con su verbo discursivo siendo uno de los protec-tores de Núñez ante AMLO e impulsor de Néstor para el inmerecido cargo de alcalde en Cuauhtémoc?

La morralla...

Lo que no le dijo Carlos Vega Celorio, direc-tor general del Conalep, a su jefe nacional es el cúmulo de inconformidades internas por despido injustificado de personal. Contrata sólo a sus mapaches *** Hasta el domingo..



Columnas anteriores

visitas