TELÉFONO ROJO

PRI: democracia que no entusiasma


José Ureña

Lecturas: 169

El balance de la campaña es malo. Muy malo, podría calificarse. No entusiasmó la campaña para renovar la presidencia, hoy ocupada con pena y sin gloria por Claudia Ruiz Massieu, y ese dato vaticina una baja votación. Muy baja. Los antecedentes lo certifican.

En meses recientes se han dado elecciones internas para comités directivos estatales pero los priístas, sin cultura democrática y acostumbrados al dedazo no aprovecharon.

Vayan dos datos: En Yucatán, donde ganó Francisco Torres Rivas, la participación de militantes rondó el 14 por ciento. -Hubo más deserciones que votos a causa de la votación –me dice un priísta connotado. Lo mismo sucedió en Veracruz, pues Marlon Ramírez Marín tampoco emocionó, y acudieron a las urnas alrededor del 15 por ciento. Por ahí andan los demás estados, salvo Coahuila, donde hasta los comités seccionales se pusieron a votación y ahí la concurrencia es mayor.

SI ACASO 700 MIL VOTANTES

Con esos antecedentes, el Comité Ejecutivo Nacional no está muy entusiasmado.

Para el domingo esperan no más de un diez o 12 por ciento de participantes. ¿Sobre qué padrón, pues el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene un desastre y oculta la ley para no perjudicarlos más? La historia es escueta:

Hace diez años cada partido registró reportó sus cifras, y nadie se molestó en corroborarlas hasta registrarse protestas de quienes fueron inscritos contra su voluntad o estaban en otra fuerza. El organismo de Lorenzo Córdova debía sancionar cada caso con 50 mil pesos y, ante el cúmulo de protestas, ningún pagaría alcanzaría a pagar con sus prerrogativas. En consecuencia, el INE concedió 2019 para purgar esas listas con afiliaciones y reafiliaciones. Pero como el PRI declaró 7.2 millones aproximadamente, reporta esa militancia, y a ella la ha convocado

-¿Y de ellos cuántos van a votar? –pregunto a la jerarquía.

-Si acaso un diez por ciento.



Columnas anteriores

visitas