DOBLE FILO

La extinción de dominio (¿what?)


Homero T. Calderón

Lecturas: 1046

Uno de los hombres que más y mejor piensan en la República es Andrés Manuel López Obrador. Todos los días está enfrentado los problemas que le damos a través de la corrupción generalizada. A los periodistas se nos ataca acusándonos de "recibir chayote" y proteger a los funcionarios públicos. Por el contrario la sociedad tabasqueña en general es pura y santa. Y no. También es cómplice de la corrupción. Sólo que se hace la sorda y lo niega. Pero eso sí, está enteradísima que los periodistas recibimos "chayote".

Tengo que aceptar que los periodistas somos el flanco más débil de la cadena de corrupción. Y para que se acabe ésta, AMLO ha creado en ocho meses una ley a la que ha denominado "de extinción de dominio". Obviamente usted, poco informado, poco leído, no tiene ni la más remota idea de lo que significa. Y tampoco es capaz de reconocer que su creador, Andrés Manuel, la ha pensado para protegerlo a usted de los delincuentes "oficializados".

Sucede que a través de nuestras 18 universidades públicas (La UJAT, la UTT, los Tecnológicos de Comalcalco, Balancán, Nacajuca, Macuspana, UPCH, Politécnica del Golfo, etcétera de los etcéteras), se lavó dinero para redondear la "estafa maestra". Y dentro de esa maraña de corruptos, estuvo un protegido especial, el "Grupo Malaquías".

Este grupo "patito" manejó dinero a lo bestia. Algunas de nuestras Universidades junto a la secretaria de SEDESOL, Rosario Robles, por ejemplo, están embarradas hasta "las nalgas".

Obviamente usted, lector, de esta mengambrea es un tipo (a) desinformado, pero sépase que Rosario Robles y cómplices tabasqueños, tendrán que responder por 5 mil 875 millones de pesos del erario. Para que vea usted que Obrador es un tigre persiguiendo a muchos "ojetes" con esta Ley Extinción de dominio.

NOTABENE: el Supremo Consejo de Tabasco, que aglutina a la masonería de del estado, tiene un nuevo Gran Comendador en la persona de don Saúl Burelo Córdova. Sustituye en el cargo a don Anastasio Suárez. Si de por sí la masonería tomó un impulso muy destacado con Suárez Requena, hoy se esperan tiempos muy bonancibles para una de las instituciones más serias y reconocidas en nuestro estado.



Columnas anteriores

visitas