Entre Números

Economía en terapia intensiva


Mtra. Soraya Pérez

Lecturas: 844

Las consecuencias de las malas decisiones que se han tomado en materia económica ya tienen sus consecuencias, la más relevante de ellas es que se ha confirmado que nuestra economía nacional está en plena desaceleración. Para contrarrestar esta inercia, la SHCP anunció un programa de terapia intensiva para dinamizar la economía. Veamos algunos de los componentes de este programa de más de 485 mil mdp.

Lo primero que llama la atención es que el 76% de este recurso son créditos, una parte importante destinada a miles de pequeñas y medianas empresas. Cuando el grupo mayoritario determinó desaparecer el INADEM, en tribuna les expliqué que en épocas de desaceleración económica, la experiencia internacional determinaba que para compensar se necesitaba apoyar el emprendedurismo y que ésto se debía hacer a través de una agencia especializada. La realidad les alcanza ahora, y ya no tenemos INADEM para poder canalizar estos recursos.

Otra parte importante del programa es que se liberarán créditos para inversión en infraestructura "sin impacto presupuestal" y con el apoyo de la iniciativa privada. Siempre he sostenido que México necesita más inversión, pero inversión inteligente. No sólo es que se quedaron muy cortos en los recursos autorizados en esta materia y que pretenden arreglarlo ahora, lo complicado es que ha disminuido fuertemente la confianza de los inversionistas y la credibilidad de nuestros funcionarios.

También pretenden ilegalmente adelantar licitaciones programadas para 2020. Este aspecto me resulta preocupante, especialmente porque la aprobación del presupuesto le compete a la Cámara de Diputados y ni siquiera hemos recibido el paquete económico para el año entrante. Además, es de notar que hay subejercicios acumulados por más de 175 mil mdp y que, a pesar de ésto, han anunciado el uso del fondo de estabilización, mismo que fue creado para usarse en caso de una crisis económica, no como consecuencia de malas decisiones tomadas.

Lo que necesitamos es que el secretario Herrera mantenga una política de total transparencia y nos precise una explicación sobre los pormenores de este plan, el cual, hasta el momento, pareciera no tener ni pies ni cabeza.



Columnas anteriores

visitas