VECTOR X

DH y la Carabina de Ambrosio


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 977

EMITEN RECOMENDACIONES COMO QUIEN REPARTE VOLANTES...
 
Realmente desconoce quien ésto escribe si de algo sirve la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, si tiene algún fin efectivo su existencia más allá de una intensa, infatigable e invisible promoción de los derechos humanos.
 
Los ciudadanos se quejan de las autoridades y, valientes como son, quienes dirigen la institución emiten recomendaciones como quien reparte volantes de publicidad en las calles, ¡mes y medio después del ofertón! 
 
A través de escritos, don Pedro Calcáneo, presidente de la CEDH, siempre receta a funcionarios un “enérgico e imparcial” pronunciamiento. Mire esta chulada, la más reciente (se  respeta sintaxis):
 
“Derivado de la inconformidad de un ciudadano, quien sustancialmente señaló que su esposa presenta sangrado, y al acudir al Hospital General de Huimanguillo el pasado 24 de junio del presente año no le brindaron la atención médica adecuada ni el tratamiento correspondiente a la agraviada, además que le dieron cita médica con el especialista hasta el mes de octubre, por lo que, ante los presuntos hechos la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, con la finalidad de salvaguardar el derecho humano a la salud, emite MEDIDAS PRECAUTORIAS URGENTES A LA SECRETARÍA DE SALUD:
 
1. De inmediato se valore médicamente a la agraviada, y se determine el procedimiento y/o tratamiento médico que resulte idóneo de acuerdo a su padecimiento.
 
2. Que el equipo médico especialista adscrito al Hospital General de Huimanguillo, de manera inmediata le brinde la atención médica integral que resulte idónea acorde al diagnóstico del estado de salud de la agraviada.
 
3. Que en lo subsecuente las citas médicas de la paciente se programen con la mayor prontitud posible. Finalmente, la CEDH concede un término de 3 días naturales para que informe sobre la aceptación de las medidas precautorias urgentes”. 
 
Hasta aquí el documento. Del 24 de junio, día de los hechos, hasta la oportuna intervención de la CEDH el 2 de agosto. Sin duda, la señora habrá soportado con fuerzas sobrehumanas el sangrado mientras la CEDH se daba tiempo para su atender el caso. Qué pena. Qué burla.


Columnas anteriores

visitas