LOS DARDOS DE BRACHO

Dardos vs “polacos”


Carlos Bracho

Lecturas: 540

UNA CRÍTICA, QUE POR DESGRACIA, NO LEE NO NO HACEN CASO.
 
Son tantos los problemas que aquejan a este nuestro Mexicalpan de las Ingratas, o sea a México, que cuando estoy sentado en mi PC para escribir mi colaboración para nuestro Tabasco Hoy y el café espresso me dice que no lo abandone y el puro habano lanza al aire sus volutas, me digo que por cuál de todos los yerros o equivocaciones o conductas legislativas que no van de acuerdo con la ética política y la convivencia pacífica y que transgreden los derechos humanos a la que aspira la 4T, por cuál, digo, debo escoger para tratar de hacer una crítica dura, pero constructiva. 
 
Una crítica, que por desgracia, nuestros polacos mexicas no leen o no hacen caso, o les vale una pura y dos con sal. Y ésto pasa porque la mayoría de los políticos están metidos hasta los codos en los varios Partidos políticos que cobijan nuestras leyes. Y qué sucede, filosóficamente hablando, con la situación de esos organismos públicos: han sustituido los viejos errores, los viejos vicios, por otros nuevos. 
 
Por esa mala conducta, veo con pavor como toda la sociedad mexicana va, poco a poco, dividiéndose cada vez más en dos grandes campos, en dos grandes clases que históricamente, si el Presidente no actúa con la corrección necesaria, se enfrentarán directamente: por la prensa escrita, por los medios de difusión, por los sindicatos, por los organismos de los campesinos, por los estudiantes que no tienen acceso a las universidades de paga, por las amas de casa que no ven cuando se abarate su canasta básica, por los taxistas que ven cómo las gasolinas suben de precio, por los pequeños comerciantes, los pequeños industriales que sufren el acoso de las grandes compañías trasnacionales y también, es otro flagelo, el que son víctimas del crimen organizado, que les piden “cooperaciones” que si no son pagadas, las venganzas, los incendios a sus factorías es cosa común y corriente. 
 
Y por eso digo, una vez y otra, y ¿qué hacen los diputados y los senadores y todos los funcionarios mayores que despachan y que son miembros de MORENA? Nada, no se ve que hagan nada, pues la violencia está presente, los robos y los asesinatos campean en toda la República. Y como ustedes, lectoras insumisas, lo han leído aquí en mis Dardos, digo que los peores enemigos del Presidente son muchos, innumerables diputados y senadores que actúan contra los derechos de los ciudadanos a expresarse libremente, esos que por miles, en el pasado proceso electoral pidieron un cambio radical en la forma de actuar de los políticos.


visitas