EL COMEJÉN…T

El Colón de Cristóbal


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 974

Un día como hoy, pero de 1492, un genovés llamado Cristóforo Colombo, mejor conocido, a través de los libros de historia, como Cristóbal Colón, zarpó de España con destino a lo que él y todos por allá creían: las Indias, el continente donde vivimos.

Cristóbal no tuvo que hacer un Colón, como los que van a firmar convenio de 'adiós a tu deuda' con la CFE; él simplemente fue al puerto de Palos, que nada tiene que ver con la famosa frase de: garrote con el cliente, que aplica la policía contra manifestantes para liberar avenidas.

Ahí en Huelva, salió al mando de dos carabelas que en aquel entonces no necesitaban ser emplacadas, como pretende el Congreso local para regular el uso de motocicletas; aquellas eran embarcaciones conocidas como 'la Pinta' y 'la Niña', y aunque Colón se iba prácticamente de 'pinta', no llevaba ninguna 'niña', si no cerca de 90 hombres.

Él se fue en 'La Santa María', originalmente 'La Gallega', propiedad de Juan de la Cosa, y quizá por eso algunos marineros sentían 'cosa' al subirse a esa nao; como salieron de Huelva, dicen que lo despidieron con la rola: 'Que Huelva/ que Huelva tan solo una vez/ pero que Huelva…'.

Dos meses y nueve días después, Colón llegó a la isla de Guanahani, hoy Bahamas, y se le considera como el descubridor de América, pese a que se ha comprobado que no fue el primer europeo en llegar, además de que también nos visitaron los asiáticos, como se explica en nuestras diversas culturas.

Pero si fue el primero en trazar una ruta de ida y vuelta a través del océano Atlántico, y para aprendérsela, lo hizo hasta en cuatro ocasiones; ahí si fue un Colón que tuvo que hacer Cristóbal.

Cristóbal, italiano de nacimiento, como todos sabían y si no, ya lo saben, fue además de navegante; cartógrafo, pero no de los que escriben cartas; almirante, por eso todos se 'almiraban' al verlo; virrey, no mirrey; y gobernador de las Indias Occidentales, cuando en ese entonces no había dinero para robar, puro oro.

También, un día como hoy, pero de 2004, murió Henri Cartier-Bresson, que nada tiene que ver con los famosos relojes y bolsos fifís, si no que es calificado como el padre del fotoperiodismo, abuelo de Ceballos, Beethoven, Perales, 'el Flaco' Hernández y tantos excelentes amigos de la lente.



Columnas anteriores

visitas