PRESIDENTA DEL SENADO

Dar la cara


Mónica Fernández Balboa

Lecturas: 621

INICIAMOS POR RACIONALIZAR EL USO DE LOS RECURSOS, TRABAJANDO CON EFICIENCIA.
 
A unas semanas de iniciar el 2do año de sesiones del Senado de la República en esta LXIV Legislatura, tengo la obligación de informar de los trabajos que realizamos los legisladores. Lo hago porque me parece fundamental informar a todas y todos, de los resultados del trabajo legislativo, y de lo que las nuevas leyes, reformas o acuerdos que se producen en este Senado, significan para su vida cotidiana y la de su familia. 
 
Como Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado ha sido un gran honor estar presente en todas las sesiones, auxiliando al Presidente de la Mesa o presidiendo las mismas, y conduciendo los intensos debates que se han llevado a cabo.
 
Este trabajo lo he realizado con imparcialidad, y tratando de que el Senado de la Republica siga siendo una fortaleza del Estado Mexicano, devolviéndole dignidad, y que desde esta trinchera se pueda servir con honestidad, transparencia y dedicación, construyendo leyes e impulsando reformas que permitan a todos los mexicanos y mexicanas lograr una vida digna, con justicia, con mejores instituciones, desterrando la opacidad y la corrupción que tanto daño nos han hecho.
 
El trabajo no esta reñido con la austeridad republicana que ha postulado el Presidente de México, nuestro paisano Lic. Andrés Manuel López Obrador; por ello iniciamos con un gran esfuerzo, para racionalizar el uso de los recursos, trabajando con eficiencia, eficacia, dignidad, pero sin lujos, excesos o desperdicio de recursos públicos.
 
Redujimos los sueldos de todas y todos los legisladores; se suspendieron los gastos de representación, los seguros de gastos médicos millonarios y especiales, las gratificaciones, los vales de gasolina, los vehículos, e incluso se han limitado los viajes internacionales. Este esfuerzo significó la devolución de varios cientos de millones de pesos a la Tesorería de la Federación, para que esos recursos se usen en prioridades sociales.
 
Este primer año de trabajo aprobamos 8 reformas Constitucionales, 10 Leyes de Nueva Creación, 74 Reformas a ordenamientos vigentes, 13 decretos diversos, 7 instrumentos internacionales, se presentaron 854 iniciativas y se aprobaron casi 850 puntos de acuerdo. Tuvimos 87 sesiones públicas, entre las de Congreso general, ordinarias y extraordinarias o solemnes, haciendo un total de casi 450 horas de trabajo. Aun falta mucho por hacer, nuestro país demanda un trabajo comprometido para alcanzar justicia, paz, seguridad, bienestar, y desarrollo. Estamos listos. 
 


visitas