Purgatorio

Una Secretaría, o nada...


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 1957

Si no lo conoce, no se preocupe. No se ha perdido de nada...

Ahí le va esta historia de un 'mareado' aldeano.

Afiebrado por los millones (vía presupuesto público) amasados con la venia de Amet Ramos, convertido en su "íntimo" protector durante el nuñato, a como lo fue "H", durante el granierato, a el desconocido Jorge Bracamonte no le quedó de otra, mas que caminar por la libre (por la liebre).

Le explico, el "padrino de brindis", que es para lo único que sirve este mozalbete, habría condicionado, según él, al mismísimo Gobernador (intento de chantaje) para que en el reparto de posiciones se le entregara la Secretaría de Bienestar.

Ésto se sabe porque a principios de año en su oficina, el café de una conocida plaza comercial, visiblemente molesto platicó esta infidencia y hasta soltó: "Gerardo me había ofrecido ser su particular, pero abrí con MORENA". El acercamiento con Gaudiano lo habría logrado a través de Francisco Iván González, ex particular de Núñez.

En el transcurso de la charla con cafetólogos, Bracamonte platicó lo que según su ego, le habría dicho al mismísimo Gobernador "la Secretaría de Bienestar o nada, Adán", pero el mandatario estatal lo conoce de sobra y sabe lo que 'pesa', por eso prefirió "soltarlo", más sabiendo las nocivas triangulaciones financieras que trabó con Amet Ramos y Bertín Miranda, lo que podría manchar la 4T en Tabasco. No valía la pena darle ni una jefatura de departamento.

Hoy se sabe, por quejas soterradas de algunos alcaldes, las "intentonas" de Bracamonte de "forzar" apoyos económicos vía César Burelo. ¿Será? Es lo que dicen.

Algo esta claro: la alocada aventura de Bracamonte no tiene la venia del Gobernador. ¡Cayó de su gracia! Usted ¿qué opina?



Columnas anteriores

visitas