DOBLE FILO

Soy un optimista irredento


Homero T. Calderón

Lecturas: 1025

¿Usted cree hipotético lector, que le puede ir peor a Tabasco de lo que ya le ha pasado? Claro que no. Me sale hoy ese empedernido optimista que cree que a Tabasco ya no puede irle peor. Cuando la oscuridad es tal, no me queda más que esperar pacientemente el amanecer. En estos siete meses de nuevo gobierno, la mayoría de los municipios deberían haberse reorganizado.

Habrá algunos donde la "hueva existencial" es el pan de cada día. ¿Usted cree que el pequeño embustero que es Jesús Selván le preocupa que Jalpa de Méndez progrese? Claro que no. Él está organizado para ganar dinero con sus empresas. Y Andrés Manuel no significa nada para este frívolo truhán. Selván no puede reaccionar a favor de la 4T porque a él en lo personal le "vale verch". Y lo mismo puedo decir del presidente de Huimanguillo, José del Carmen Torruco y del de Jonuta Tito Filigrana. La lista de estos irresponsables alcanza a Jalapa, Centla y Tacotalpa. No hay en ellos conciencia social. Andrés Manuel es el parapeto donde ocultan sus ambiciones mezquinas. En lo general, los municipios no han reorganizado sus objetivos.

Le diré de dos para empezar: Jalapa, que tiene adeudos por 120 millones en laudos laborales; o Cunduacán, con 80 millones. ¿Qué han hecho sus presidentes para resolverlo? Nada. Tampoco en el Congreso los diputados están pensando en ayudar a sus municipios que tiene laudos por mil 200 millones de pesos. Los diputaditos y diputaditas no tienen ni la más puta idea de cómo resolver el asunto. No hay proyecto en el Congreso para ayudar al Gobernador Adán Augusto. Todo quieren que lo resuelva él o Marcos Rosendo…

NOTABENE: Tengo 55 años de convivir con ella. Nos hemos revolcado miles de veces. Hemos eructado uno encima del otro. Me tiene hasta la madre y ya no sé qué hacer. Me besa con ese sucio deseo de siempre. Lo que más quiero es que se vaya a la "verch", pero "culera" como es se niega. Ya no nos une nada, si acaso la costumbre. Si voy a Nacajuca, ahí está. Si voy a Tenosique o Balancán, ahí está. Quiero dejarla pero se cuelga de mí y mueve su culo con aire canallesco. Así sucede con los amores de muchos años. Seguiré contándoles…



Columnas anteriores

visitas