EL CHAPUCERO

Si agarran a Fox


Nacho Rodríguez

Lecturas: 8055

Si agarran a Fox por defraudación fiscal, ¡adiós libertad! Resulta claro que, a partir de la famosa boda de la hija de Juan Collado, el gobierno de la 4T empezó a acelerar todas las investigaciones de corrupción en torno a los expresidentes neoliberales, desde Salinas hasta EPN. Se liberaron órdenes de aprehensión contra Lozoya, detuvieron a Ancira y al propio Collado, clausuraron una planta de Grupo México, y ahora el propio AMLO deslizó que un expresidente no está al corriente de sus impuestos. Esta afirmación puso a temblar desde Salinas hasta EPN, porque se dieron cuenta que AMLO estaba adelantando la estrategia legal que sigue: acusar a uno de ellos por defraudación fiscal, delito que amerita prisión.

Un nervioso Calderón, casi de inmediato, empezó a tuitear que él estaba al corriente de sus pagos de impuestos, mientras Reforma y el SAT confirmaron que el aludido era Vicente Fox, a quien le encontraron inconsistencias desde su declaración patrimonial cuando era presidente, hasta reportes que el Centro Fox es, realmente, una AC que se dedica a lavar millones en efectivo. De esta manera, y ante la declaración de AMLO y el propio boletín del SAT, el gobierno de la 4T tiene seguros indicios de evasión fiscal de Fox, pero sin duda lanzarán profundas auditorías al Centro Fox y al propio Vicente, su esposa, hijas e hijastros, con lo cual sólo será cuestión de tiempo que acusen al expresidente de defraudación fiscal, evasión de impuestos y lavado de dinero. A pesar que Fox pague lo que debe con multas y recargos, el delito ya fue cometido. Además, al extender la investigación del SAT y la Unidad de Inteligencia Financiera a Fox, esposas e hijastros, obviamente se cruzarán con Ocenaografía y Oro Negro, petroleras que crecieron al amparo del poder foxista, y que ya también sus directivos están siendo investigados e incluso requeridos por la justicia. Lo de Fox, pues, es la ruta para la prisión.

NOTICIAS DEL EDÉN. Adán Augusto le dio un fortísimo impulso a Mario Delgado con su destape claro y abierto para que dirija MORENA, mientras Yeidckol anda sufriendo una serie de traiciones que complican su reelección en el partido.



visitas