DOBLE FILO

Lo que debe verse a fondo


Homero T. Calderón

Lecturas: 1225

Tabasco tiene tres graves problemas coyunturales: su inseguridad, su (mala) educación y su salud. Todos esos problemas necesitan de una pesadísima inversión. Nuestro estado fue uno de los mejores productores de petróleo pero nunca pudimos desarrollarnos.

Huelga decir que tuvimos pésimos gobernadores, pero también fuimos (seguimos siendo) una sociedad muy negligente y –a veces- hasta irresponsable. Que yo recuerde, los gobernadores que antecedieron al actual, eran una especie de señores feudales a los que no se les podía reclamar nada. Eso habla muy mal de nosotros. Pero hoy –desde mi punto de vista de periodista desahuciado, observo como ciudadano que no todo está podrido en Dinamarca. Hay tres ejemplos que hablan del nivel de "stress" del gobernador Adán Augusto: 1.- Corrió al anterior secretario de Seguridad Pública; 2.- Trajo a Ángel Mario Balcázar y lo equipó con 176 patrullas y jaló a la Guardia Nacional.

Hay en ello un triple esfuerzo por parte del gobernador. No sé si los niveles del hampa son superiores a los que presenta don Adán Augusto, pero quiero pensar que la percepción que hay sobre la inseguridad, ha cambiado. Muy poco si usted quiere, pero ha cambiado. Su problema quizá sea su poca eficiencia comunicacional.

No puede un boletinero (por muy profesional que sea) cambiar la percepción ciudadana. E insisto, desde su oficina, "su vocera", la señora Somellera, tampoco ha sido eficiente, ¡porque nunca en su vida había tenido un trabajo como vocera!..

POR EL LADO de la educación, ésta camina por una difícil senda. Ninguno de los dos sindicatos que representan al magisterio tiene calidad moral para crear el nuevo magisterio. Y en Tabasco los maestros han sido usados toda la vida para abrir y cerrar las puertas de la política. Ni están atentos a su trabajo, ni son buenos políticos.

CON RESPECTO al gremio de la salud, este pasa por momentos muy difíciles. El 56 por ciento del presupuesto, por ejemplo, está destinado para resolver el problema de una de las enfermedades más letales en el estado, la diabetes mellitus, que se lleva el 56 por ciento de todo el presupuesto de la Secretaría de Salud. Es un caso como para estar muy atentos a él…



Columnas anteriores

visitas