EL COMEJÉN…T

¡Agentes y Estudiantes!


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 1047

Dos hechos reprobables y vergonzosos acapararon la atención de los chocos entre el domingo y el lunes: el robo de una patrulla de la PEC, difundido en redes sociales, incluso en medios nacionales, y el desalojo de estudiantes y padres de familia que bloquearon avenida Universidad.
En el primero, cuando los agentes de la PEC en Cunduacán se bajaron de su unidad para amonestar al conductor de una camioneta mal estacionada, uno de los tripulantes, en aparente estado de ebriedad, se ‘llevó’ la patrulla rumbo a La Isla, donde luego fue detenido; ¡ahora hasta la nave les quitan!
 
En el segundo, ‘el glorioso’ FBI (Fuerza Bruta Indígena) de Seguridad Pública y ‘Protección Ciudadana’ desalojó violentamente a los estudiantes y padres de familia que bloquearon dicha avenida, en protesta porque no ingresaron a la UJAT.
 
Cierto que su manifestación no debe afectar a terceros, y quizá ellos lo hicieron debido a que AMLO prometió que no habría rechazados en las universidades, pero si la UJAT no hubiera ofrecido más fichas de la capacidad que tiene, nada de eso hubiera sucedido..
 
Pero no nada más los policías y los estudiantes fueron reprobados, también el Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, por entregar un reconocimiento al director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, en el Día Nacional del Ingeniero.
 
En primera porque no pertenece al gremio, en segunda porque el agrónomo no tiene título, y en tercera porque lo hicieron sólo por zalamería. ¡Qué ingenieros inciviles!
 
Reprobado, incluso, el CETM al autorizar incremento al transporte público, dizque a través de una encuesta que el pueblo aceptó; en el Transbus sube un varo y en el taxi, cinco; ¡y en el 2020 habrá otro aumento!
 
Además, fueron reprobados 25 de los 35 diputados locales en la encuesta realizada por Foro Ciudadano #27 MX; ¿adivinen cuál fue el peor? Efectivamente, Agustín Silva, uno de los cuatro paleros, según Fócil, con tres de calificación, tan baja como su estatura política.
 
Y hablando de bajas, en la más importante del gobierno de AMLO, renunció Carlos Urzúa a la SHCP por dos sencillas razones: toma de decisiones de política pública sin sustento, e imposición de funcionarios inútiles.


Columnas anteriores

visitas