EL COMEJÉN…T

¿Ley a modo para Silva y Torruco?


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 1231

Muchos mal pensados dirán que fue hecha para beneficiar a uno de sus diputados y hasta a un presidente municipal.

Que el polémico diputado perredista Agustín Silva y el alcalde morenista de Huimanguillo, Carmito Torruco, hayan resultado favorecidos, créanme, es una simple casualidad; no hay nada de 'mano negra' como dice AM LO, si acaso, habrá 'mano corta'.

Regresando al dictamen aprobado por dicha Comisión, se trata de reconocer a la acondroplasia (que nada tiene que ver con la andropausia) como una discapacidad, y por ello se obliga a las dependencias a modificar la infraestructura, o sea, hacerles lugares cómodos, y al gobierno a generar políticas públicas inclusivas, que con Agustín y Carmito, se han cumplido.

Pero, ¿qué es la acondroplasia? Es una alteración ósea de origen cromosómico, caracterizada porque todos los huesos largos están acortados simétricamente, siendo normal la longitud de la columna vertebral, lo que provoca un crecimiento disarmónico del cuerpo. Para el resto, donde me incluyo, es el tipo más común de enanismo, donde las personas con este trastorno suelen tener brazos y piernas cortos, pero no por eso pueden resultar excelentes políticos, diría usted que se llevarían menos lana y rápido los alcanzarían, si trataran de huir.

También suelen tener la cabeza más grande de lo normal, pero no por eso ser grandes pensadores o elucubradores, así que si Agustín Silva se apoderó del PRD estatal no fue por su genialidad, sino por las circunstancias; y no hemos visto que Huimanguillo destaque en este primer año.

Tampoco suponemos que ambos personajes de la política local, por ser cortos de estatura, también lo son de ideas, por algo están donde están, alguna gracia han de tener. Por otro lado, la misma Comisión aprobó declarar el lenguaje de señas mexicanas (que nada tiene que ver con el vulgar que algunos indecentes políticos como Roque Villanueva, usan), como patrimonio lingüístico.

Ején: 'Muerta' se encuentra la demanda contra Amet Ramos, por falsear información, asegura el diputado José Sepúltela, perdón, Sepúlveda.



Columnas anteriores

visitas