CURUL 36

PRD es el mismo cochinero


Leobardo Pérez Marín

¿Cómo puede el PRD aspirar a regresar al poder en Tabasco, si teniendo la oportunidad de quitar como coordinador al diputado Agustín Silva Vidal lo ratifican?; no hay mucho qué decir que la gente no sepa de este personaje, que hizo su fortuna bajo la protección de su amigo Arturo Núñez Jiménez, quien como gobernador del estado le permitió que hiciera un cochinero en la desaparecida Secretaría de Comunicaciones y Transporte, permitiendo que la corrupción y la opacidad fueran su sello distintivo.

Todo indicaba que por fin, con el voto de tres legisladores: Dolores Gutiérrez, Nelson Humberto Gallegos Vaca y Elsy Lidia Izquierdo, por fin Agustín Silva se iría a Guapinol a administrar sus pochimóviles y placas de taxi, sin embargo, en una jugada maestra, en lo oscurito como acostumbra a trabajar, logró convencer a la ex funcionaria nuñista, Elsy Lidia, quien le dio su voto para que se quede en la coordinación por el resto de la legislatura.

Los otros votos ya se sabe que los tenía en bolsa, el de Ricardo Fitz y Patricia Calderón, esta última pues agradecida con Agustín pues la impulsó para que se quedara por segunda ocasión con una plurinominal sin tener trabajo partidista, sin ser de izquierda, ya que su carrera política la hizo en el PRI. Así las cosas al interior del PRD, cómo quieren convencer al electorado que han cambiado, que ahora son buenas personas, si siguen sosteniendo como líder a un personaje oscuro y malévolo, como el ex secretario de transporte. No, señores perredistas, la gente no es tonta, ya aprendió la lección, y mientras sigan esas prácticas nadie les va a creer.

Y la gente se pregunta, ¿dónde está Gerardo, Fócil, Romero, Auldárico?, ¿por qué siguen permitiendo que usen las siglas de este partido como una empresa?, o ¿será que van a esperar hasta el 2021 para abrir la boca? Por lo pronto deberían de limpiar su casa primero antes de comenzar a criticar a los de enfrente.

CALLADITO

Quien se quedó calladito, porque en boca cerrada no entran moscas, es el delegado del IMSS en Veracruz, Candelario Pérez Alvarado, quien fue el principal gestor para que a una fundación el Ayuntamiento de Centro le regalara un terreno, raro, porque en campaña la usó para ganar votos.



Columnas anteriores