POLÍTICA DE HOY

AMLO, voz en el desierto


Samuel Cantón Zetina

Lecturas: 1975

Hace un mes, el Presidente López Obrador giró un memorándum a todas las dependencias federales para que a ningún funcionario, empezando por él, se le permitan influyentismo, amiguismo o nepotismo.

"No acepto, bajo ninguna circunstancia, que miembros de mi familia -tanto cercanos cono lejanos- hagan gestiones, trámites o negocios con el gobierno, en su beneficio o de sus recomendados", consignó.

Y advirtió que quienes incumplan la orden, caerán en deshonestidad y serán juzgados por las leyes.

El texto fue para la administración central, pero se entendería que los funcionarios de MORENA de otros ámbitos de gobierno, y de la división de poderes, acatarían el exhorto si no en base al memorándum sí a instrumentos como la Cartilla Moral.

No ha sido así.

En Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García puso a Eleazar Guerrero como subsecretario de Finanzas, siendo primos hermanos.

Javier May, subsecretario federal del Bienestar -responsable del programa "Sembrando Vida"-, pidió licencia al Senado y cedió la curul a su suplente Ovidio Salvador Peralta Suárez, pero antes le impuso a la esposa Aurora Raleigh de la Cruz como "asesora en materia legislativa", con un sueldo de $40 mil al mes.

En Contrarréplica, del periodista Juan Gabriel Breck, Ovidio reconoció que Raleigh sí estuvo trabajando con él.

Aunque la treta más socorrida para evadir los principios de AMLO es la misma que usaban priístas y panistas: los servidores públicos evitan hasta donde es posible emplear a sus familiares, o traficar personalmente con influencias, pero lo hacen intercambiando favores con titulares de otras áreas y dependencias.

Se colocan mutuamente parientes y recomendados para burlar a Obrador y a la ley.

En Tabasco, César Burelo admitió que "lamentablemente" su dirigencia no puede imponer un "patrón de conducta" a cada uno de los 15 alcaldes de MORENA.

"Cada maestrito con su librito", dijo, y dejó a Obrador con su cartilla y su memorándum…



Columnas anteriores

visitas