CURUL 36

Fuego amigo en Morena


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 1604

A 10 meses que inició la legislatura encabezada por la 4T (Morena), es posible hacer un balance de lo que se ha alcanzado en el terreno legislativo, que en honor a la verdad es positivo, porque se han impulsado reformas que eran casi imposibles en el pasado reciente, algunas incluso que el PRD abanderó pero que al final tuvo miedo, porque tenían la esperanza de ganar las elecciones de hace un año. Muchos han ocupado sus redes sociales, tinta y papel y espacios radiofónicos para asegurar que en el Congreso Local no ha pasado nada, que no hay mando, que no hay liderazgo, y que incluso no han hecho nada, pero la realidad es otra. No hay que olvidar que de 20 iniciativas que ha mandado el gobernador, 19 ya fueron aprobadas.

Con esta legislatura se logró por fin, y que era una demanda ciudadana, quitarle financiamiento público a los partidos políticos, es decir, se redujo a un 50 por ciento; ahora un diputado gana 50 mil pesos y 20 extras obligado a comprobarlo, en el pasado se embolsaban hasta 300 mil pesos y poco se sabía. Ahora se eliminó el uso de las bolsas de plástico y de popotes con una nueva ley. En el terreno de los municipios por fin se acabaron los holgazanes regidores, solo serán cinco: tres que llegarán por la planilla ganadora y dos plurinominales, y se logró quitar el fuero a los servidores públicos incluyendo el Gobernador. ¿Entonces seguimos pensando que no se ha hecho nada?, lo que pasa es que desde adentro hay fuego amigo, desde el interior de la bancada de Morena hay quienes desde que nombraron coordinadora a Beatriz Milland Pérez, han intentado socavar su trabajo; han pretendido quedarse con el cargo, porque desde sus egos creen que ellos tenían mejores posibilidades para ese puesto, pero se equivocan, quienes creen que Morena como partido y el propio Gobernador Adán Augusto López Hernández no están anotando y visualizando a los gatilleros de casa.

A los de enfrente ya los conocen, esos hablan porque estuvieron seis años en el poder y no pudieron con el paquete, sólo se hicieron millonarios, y hoy quieren vender la idea que están del lado del pueblo. Qué tontos si creen que los ciudadanos son tontos; viajan en camionetas de lujo, y viven en departamentos "fifís".



Columnas anteriores

visitas