CHISME Y COTORREO

Reviven la corrupción nuñista


Juan Cadena

Qué barbaridad con los 2 últimos sexenios, dejo cada uno su "wuella" delatora, por lo menos Andrés Granier y su sepulturero secretario de Finanzas José Manuel Saiz Pineda reposaron casi 6 años en la cárcel por los desvíos millonarios de las arcas estatales, pero con ésto Tabasco no obtuvo ningún beneficio, tener 2 ratones en cautiverio no trae ganancias, ésto sólo fue un espejismo de una justicia ciega y una ley ofertada al mejor postor, por eso se dice que México es la mejor escuela de rateros, el diputado José Manuel Sepúlveda del Valle, que mostró tener muchos wueb.com. que dio vida al rescoldo del desgobierno nuñista, ahora resulta que Pedro Pueblo Jiménez es buscado por la OSFE, por un desvío de $15 millones cada semestre del Arturiato, ya ni la burla perdonan, en este sexenio el que no robó no fue por honesto sino por wey, Candelario Pérez, el alfil del Senador Juan Manuel Fócil, fue congratulado por Gerardo Fraudiano y la doña Cirgüelona Casilda, con un terrenito y una lía, el terreno tiene una construcción millonaria y la lía, no fue precisamente para ahorcar la mula de cando, perdón quise decir del 6, jodines que la lía traía un semental Charolais, ésto es por la candidatura de Gobernador a Fraudito, así se dieron los charolazos en el PRD, Arturo Núñez ya está despachando en la madre... Patria España, según sabemos está dando catedras en una Universidad de prestigio, en las materias que más sobresale es expropiación de erarios públicos, explotación petrolera y Farmacias Guadalajara, pero ¿y el desfalco de los $7 mil millones, en dónde encaja el diente la justicia? Tabasco no gana nada meterlos a la cárcel, lo que se debiera hacer es confiscar lo robado, con suerte el día de su diabla muerte el gobierno en turno le erige un busto, con su leyenda "Aquí yace Arturo y hace bien", ésto lo haría inmortal como la viva voz del arrepentimiento. La Guardia Nacional entró en el Edén tabasqueño con el pie derecho en una deslumbrante acción en el municipio de Paraíso, una banda de robacarros se disponían a quitarle una camioneta de lujo a un líder petrolero, ojalá que los juzgadores no se vendan al mejor postor, si no sería una siembra en el fondo del mar. 9171145577.



Columnas anteriores