¡AH, CARAY!

Hernán Cortes


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 845

Este año que corre veloz, se cumplen 500 años de que llegó a tierras de la antigua Mesoamérica el intrépido aventurero castellano Hernán Cortés (Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano), marqués del Valle de Oaxaca, nació en Medellín, Corona de Castilla, en 1485, y murió en Castilleja de la Cuesta, Corona de Castilla, el 2 de diciembre de 1547.

Aunque sus restos descansan en el hospital de Jesús en la Ciudad de México (eso lo digo yo). Antes que el, habían llegado en 1517 Francisco Hernández y Juan de Grijalva en 1518, al que debemos el nombre de nuestro majestuoso río. Cortés desde joven, fue atrevido y astuto, a él lo que le gustaba era la aventura y pronto se embarcó hacia el llamado Nuevo Mundo.

Se decía que al llegar a la antigua isla de Juana, lo que ahora es Cuba, se emparentó con el entonces gobernador de la Isla, Don Diego Velázquez, ganándose su confianza para encabezar la tercera expedición que tenía como propósito explorar las costas del Golfo de lo que ahora es México, pero el tomó la decisión de conquistar el territorio. Información fidedigna nos relata que a última hora, antes de que partiera la expedición, Don Diego Velázquez quiso dar marcha atrás y quitarle el mando a Cortés por desconfiar de él, pero ya no fue posible, y Cortés levó anclas y partió con 11 navíos y 450 marineros hacia tierras desconocidas. En Cozumel se le incorporó Gerónimo de Aguilar y en Tabasco, Taabscob, como sabemos, le obsequió 20 doncellas, entre las que se encontraba la hermosa Malintzin. 84 días avanzó hacia el Anáhuac, realizando su primer matanza en Cholula, antiguo centro ceremonial. Finalmente llegó a la capital del imperio siendo recibido por Moctezuma Xocoyotzin, y el 30 de Junio de 1520 conoció el coraje y la dignidad del pueblo Azteca, recibiendo tremenda paliza en lo que se conoce en la historia como la noche triste. De esa dura experiencia logró reponerse y regresar, para finalmente conquistar el imperio el 13 de agosto (Día de San Hipólito, por eso la catedral lleva ese nombre) de 1521.



Columnas anteriores

visitas