ANALISTA

El mercado de las mentes brillantes


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 892

En teoría, las mentes brillantes están destinadas a transformar el mundo, ya sea desde la academia, la empresa, la investigación, o el gobierno.

Las leyes de la oferta y la demanda aplican también al mercado de las mentes brillantes, y quien más paga ofrece crecimiento, bonos, e incluso la posibilidad de transformar el entorno en el que se vive con los beneficios que ésto conlleva atrae más mentes brillantes.

El gobierno en nuestro país, bajo las leyes del mercado, está en desventaja desafortunadamente, porque ofrece pocos de los incentivos que las mentes brillantes reciben del sector empresarial.

Haciendo a un lado el patriotismo y el deseo de servir que muchos jóvenes brillantes puedan tener al momento de salir a su primer trabajo, y que los orilla a buscar un espacio en el sector público, son pocos los que se mantienen ahí para hacer una carrera.

Un país que quiere progresar debe generar un ambiente propicio dentro del sector público para atraer a las mejores mentes. Los gobiernos dirigen y crean condiciones para que el mercado pueda generar riqueza, oportunidades y con ello empleos bien pagados, pero si el sistema "expulsa" a los buenos, por el sólo hecho de serlo y bajo una premisa de "austeridad republicana" exige mucho, paga poco y no ofrece seguridad laboral, así alguien sea un genio muy efectivo en su especialidad, seguiremos cada tres y seis años con personas mal preparadas, que llegan a aprender y como consecuencia vivimos crisis tras crisis en manos de individuos que no tienen ni la experiencia ni la formación para lo que son nombrados.

El combate a la corrupción va más allá del discurso. Requiere acciones: procesos y procedimientos claros, las mejores personas y perfiles para los cargos públicos, evaluación del desempeño, pago justo y suficiente de acuerdo a la capacidad. Sin ésto, la lucha contra la corrupción sólo es retórica.



Columnas anteriores

visitas