VECTOR X

4T de fiesta


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1095

Hoy, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se presentará en el zócalo de la Ciudad de México, para pronunciar un discurso con motivo del primer año de las elecciones federales del 2018.

Se espera una especie de corte de caja o de corte parcial de los siete meses de su gobierno. A la distancia aún sigue vigente la luna de miel de los ciudadanos con el mandatario. Aún se le tiene confianza, y hasta paciencia.

Poco tiempo para hacer mucho, pero demasiado tiempo para no hacer nada.

Todo está dispuesto para la fiesta de AMLO, como los niños a quienes se les celebra con piñata, pastel y dulceros, así los integrantes del gobierno se esmeran en organizar un evento donde su patrón brille y deslumbre.

La Guardia Nacional apenas está dando sus primeros pasos y la lucha contra la impunidad no camina en aras de la tolerancia, paciencia y la nunca antes bien ponderada política de la reconciliación.

Mirar atrás es la sal, como la mujer de Lot, y entonces los transformistas ven empedrado el camino de la recomposición social, tan difícil por la ineptitud de quienes se fueron a descansar y vivir de lo malhabido.

Hoy, la 4T almidona los manteles, saca lustre a los zapatos, adorna la casa para presumir la fuerza de la izquierda emergente convertida en el collage (dirían los fifís) de todas las corrientes políticas del país. Un poco de todo.

Nada lejos está el día en que se agote el discurso de culpar a los antecesores. Vendrá el tiempo de ofrecer resultados sin excusa alguna. Esperemos igual sea una fiesta, y todos los mexicanos aplaudamos con vehemente convicción el triunfo de la 4T.

Así sea.

LA MORRALLA

Desangelada reunión con el químico Granier organizó Beatriz Luque hace un par de días. Feliz andaba la exsecretaria de Educación, quien evitó rendir cuentas de su desempeño como funcionaria. Buen negocio *** Otro que anda muy movido es Héctor López Peralta. Ni un pelo le quitó Manuel Ordóñez y ahora se pasea en los cafés. A veces al pueblo le falta memoria *** A muchos alcaldes César Burelo les debería hacer 'maniquiur'. Luego les cuento *** Hasta mañana.



Columnas anteriores

visitas