Purgatorio

‘Nacidos para perder...’


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 1693

PERLAS SIN DESPERDICIO...

Para Ojeda la tercera no fue la vencida: perdió en 2000, 2001 y en 2006. Tres veces, y nada.

Humberto no pudo ser después de Madrazo, pese al pacto que entre ellos hubo, según se dijo, de "primero yo y después tú"; en 2001, en lugar de Ojeda, ni en 2006, cuando la buscó por el PRD y por el PAN, y nada, ni en 2012, cuando su compadre Granier no le cumplió y el PRI no lo pudo hacer candidato.

Ahora, al menos hasta el día de hoy, son "sólo sombras", agarraderos de la mano después de que Humberto acusó de todo a Ojeda en Telerreportaje

La de Humberto y Ojeda son, como la obra de Plutarco, vidas paralelas. Hoy, ambos, con el futuro resuelto pero sin poder, juegan en la 4T de relevistas. Curiosamente, si alguien tiene más 'derecho', es Raúl. Humberto sólo corre para que lo vean.

Triste debe ser para políticos de esta talla, estar en el ocaso de su carrera con más pena que gloria.

Decía que Raúl, con más merecimiento para jugar, pues fue quien abrió el boquete para la alternancia mientras nadie creía en el PRD lopezobradorista. Algo grande o grave debió ocurrir, que sólo Andres, Adán y Raúl lo saben. Son secretos de familia. Cual 'mal paso' cuyo secreto se lleva hasta la tumba.

En aquellos tiempos, Humberto jugaba al "rebelde" con todas las comodidades que el ex partidazo le dio. Combatía hasta el exterminio a los "descamisados perredistas". Pero así es la vida. Hoy no lo voltean a ver aunque se disfrace de 'chairo', ya que todos saben que es 'fifí'. ¿Usted qué opina ?

 

ÁNIMAS, QUE NO AMANEZCA...

El frenético Romero Del Valle se la pasa de café en café tirándole a todo lo que se mueve. Se le ve solo, pero con mucho protagonismo. Por eso y más, perdió su patrón Gaudiano. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.



Columnas anteriores

visitas