POLÍTICA DE HOY

Migración: Primero México


Samuel Cantón Zetina

¿Qué queremos en migración?

Al menos, a propósito de la crisis humanitaria de Centroamérica.

En primer lugar, que se respete al país regulando el acceso de cualquier extranjero.

Por la frontera sur ingresa prácticamente quien quiere, sin trámite o papel alguno, y para lo único que ha servido el INM -lo exhiben incluso películas comerciales- es para que sus jefes y agentes extorsionen y violen a los errantes.

Después de aquel filtro, como sucede en todas partes, lo que deseamos es que se trate con respeto, afecto y dignidad a quienes tienen la desgracia de tener que abandonar sus tierras y familias, como pasa con millones de mexicanos al otro lado del Bravo.

Y que no se permita más atropellos ni represión contra foráneos de cualquier latitud.

No criminalicemos a la migración, pero tampoco cerremos los ojos frente al hecho de que incide en la delincuencia.

Ahora bien: en el ámbito laboral, tanto gobierno -en programas sociales- como empresas y particulares, tienen que dar preferencia a los nuestros.

No podemos ser más papistas que el Papa, garantizando a otros empleos u oportunidades que no tienen los propios connacionales.

Y si la salud continúa siendo libre, como se debatió en el pasado tratándose de estados limítrofes cuyos habitantes se atienden en Villahermosa, entonces que los gobiernos de Honduras, Nicaragua, Cuba, Venezuela, etc., absorban el costo hospitalario de sus ciudadanos.

México, ni por cristianismo, debe sacrificar a su población responsabilizándose de los migrantes.

Nadie está obligado a lo imposible, tampoco la 4T. Suene como suene, Primero es México.



Y DE MAÑANA…

¿QUÉ FUNCIONARIO acata el llamado del presidente para "no caer" en nepotismo? En carta, AMLO dijo que su equipo está obligado a no mentir y no robar, y que no acepta –"bajo ninguna circunstancia"- que su propia familia haga negocios al amparo del poder… ***OBR ADOR DEBE someter a consulta nacional la aplicación de la pena de muerte…



Columnas anteriores