ENFOQUES

Refinería, empleo y contrataciones


Héctor Dagdug Rangel

Lecturas: 1225

Durante los últimos años el desempleo ha sido uno de los problemas de Tabasco, el índice que mide esa variable nos coloca entre los primeros lugares a nivel nacional, y lo cierto es que durante la pasada administración, las políticas para revertirlo poco lograron. Ahora, con la construcción de la nueva Refinería en Dos Bocas, Paraíso, la oportunidad de enfrentar el desempleo es manifiesta desde los primeros días de este mes, cuando se abrió una bolsa de trabajo en la cual no hay intermediarios, pues se cuenta con la participación directa de las empresas desarrolladoras del proyecto que demandan la mano de obra, cuya cifra se estima en 20 mil plazas, sin duda todo un reto. Esto último no es un tema menor, dada la enorme cantidad y diversidad en las relaciones laborales que se establecerán entre las firmas participantes (grandes, pequeñas o medianas) y los trabajadores. En este proceso será fundamental privilegiar las mejores prácticas de contratación, más aún, porque, dada la naturaleza de las obras en la Refinería, buena parte de las plazas a ocupar serán temporales, hecho que denota la importancia de contar con un esquema claro, preciso y legalmente idóneo, orientado a garantizar certeza jurídica para las empresas y trabajadores, minimizando así el surgimiento de contingencias laborales que pudiesen representar altos pasivos para las primeras. Debemos señalar que además de existir el tiempo determinado la reforma laboral de 2012 contempló importantes cambios, como el contrato a prueba, pago por hora y en las formas de recisión, estas modificaciones a la Ley Federal del Trabajo apuntan a garantizar equidad entre los factores de la producción, pero deben ser debidamente entendidas y formalizadas en los contratos.



Columnas anteriores

visitas