Altavoz

Tabasco, vientos de cambio


Fabiola Xicoténcatl

Lecturas: 1184

TODAS LAS MENTIRAS Y ESA CAMPAÑA NEGRA HAN CAÍDO POR SU PROPIO PESO.
 
Tabasco ha entrado en una nueva etapa en este segundo semestre de la administración de Adán Augusto López Hernández, y a siete meses del Gobierno Federal que inauguró Andrés Manuel López Obrador.
 
La luz al final del túnel parece que empieza a verse, luego de las tragedias consecutivas que ha padecido el estado con gobiernos rapaces, sobre todo en el último del perredista Arturo Núñez Jiménez, cuyo saqueo y descarado atraco a las arcas dejó una profunda estela de dolor en el colectivo tabasqueño, con hospitales algunos en total abandono, otros en agonía extrema y unos más en fase terminal. No ha sido tan fácil la recuperación del sector salud en Tabasco, pero ahí la lleva Adán “pian pianito”. La alicaída infraestructura pública parece mejorar, a los demás sectores le están inyectando vitaminas, suero, y les están pasando oxígeno para que revivan.
 
El panorama se despeja ya con la puesta en marcha del programa “Adiós a tu deuda”, con el que se concreta el borrón y cuenta nueva de los adeudos de los tabasqueños en resistencia civil contra la CFE, que no pagaron luz en más de 24 años por los abusos y excesos de esa empresa que durante décadas se comportó como la enemiga pública número uno de Tabasco.
 
Pero la megaobra y el gran proyecto que va a detonar de nueva cuenta el desarrollo de Tabasco es sin duda la construcción de la Refinería de Pemex en Dos Bocas, Paraíso.
 
Por algo ha sido el proyecto donde los opositores, enemigos, críticos y detractores de AMLO se han ensañado más y le han desatado una encarnizada campaña negativa para hacer ver la Refinería como una obra inviable e inútil.
 
Todas las mentiras y esa campaña negra han caído por su propio peso.
 
La Refinería va que va. Ese sin duda el detonante para los nuevos tiempos de nuestro estado y de la región sur-sureste. Es el inicio del nuevo boom petrolero de Tabasco.
 
EX ALCALDES A LA CÁRCEL
Tres municipios alistan sendas demandas penales por el saqueo descarado de los ex acaldes, entre ellos hay dos del PRD y uno del PRI. El gobierno federal ya tiene las carpetas en su poder.
 
Ante las evidencias del atraco, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado que funcionó como una tapadera de los alcaldes corruptos y que no es más que una cueva de rufianes, tuvieron que entregar las evidencias a la Fiscalía General de la República (FGR), y de un momento a otro habrá detenciones y arrestos que van a cimbrar a Tabasco.
 


Columnas anteriores

visitas