DOBLE FILO

“Kryptonita” contra el despotismo


Homero T. Calderón

Lecturas: 1243

El periodismo es para el gobierno como la "kryptonita" para Superman. Sucede que ayer viernes 7 de junio celebramos los periodistas (cada quien a su modo), el Día de la Libertad de Expresión.

Celebramos esta fecha porque el periodista necesita estar armado de este escudo milagroso, que a veces lo salva de las balas de los sicarios. Incluso hay periodistas que llegan al extremo del heroísmo. Es su manera de entender su trabajo. El filósofo español, Azorín, los describe así:

"¿Por dónde ha entrado usted? Por la puerta… ¿Sabe usted que no se puede pasar? Ya estoy adentro…¿Y quién es usted? Soy periodista".

Ser periodista es entregarse apasionadamente a un oficio riesgoso. Formar parte de esa aguerrida tropa que en todo se mete; que todo lo critica; que va hasta la última consecuencia para llevar la nota de primera plana a su jefe de información. Para él es una experiencia religiosa. El germano Hans Dietrich Genscher lo describe mucho más resumido:

"La prensa –dice- es la artillería de la libertad". Sin embargo, el periodismo exige leer y cultivarse. Necesita manejar impecablemente el lenguaje. Un periodista que no está enterado que existe la gramática como su mejor herramienta, jamás podrá impactar el corazón de sus lectores.

¿Qué hice ayer?

Disfruté el día ganándome el pan de los míos. Me dio mucho gusto saber que el Poder Legislativo en Tabasco fue el único poder que les pudo proporcionar su afecto a mis hermanos de oficio. Los otros dos poderes (el Ejecutivo y el Judicial) fueron soberbios. Pero que conste que esta tropa cada vez es más numerosa, fuerte y aherrojada. Nadie puede detener a la prensa poniéndole obstáculos. Los periodistas, desde su trinchera más humilde, la más modesta, son tiradores muy certeros. Aciertan sus flechas en el mero corazón del despotismo. Y mientras no termine el día, el periodismo seguirá aguijoneando el corazón del déspota.

Ayer vi a mis compañeros de trabajo –en las redes sociales- muy compactos y unidos haciendo honor a la frase de don Quijote a su fiel escudero: "No te preocupes, Sancho, que aún hay sol en las bardas"…Que vivan todos los periodistas de Tabasco y de México…



Columnas anteriores

visitas