PIALES Y COLAS

Charros completos tabasqueños


Pepe Mayoral

El sábado 1 y domingo 2 de junio que pasaron, el que esto escribe estuvo en el Lienzo Charro de Cunduacán. Qué ambiente tan bonito. Los niños que iniciaron hace diez años, hoy son charros muy capaces. Traen un espíritu muy alto y compiten al más alto nivel deportivo.
 
Fueron esos dos días con el lienzo charro a reventar. Saludé a viejos amigos charros muy conocedores de su deporte. Compartí tequila con el “veteranazo” Zaragoza Hernández Escobar. Él es una figura pública muy querida en todos los lienzos del estado.
 
Estuvieron también con nosotros el bigotón Lorenzo campos, el charro caballero de “El Golpe”, don Rafael Torruco y el Charro Mayor, el ingeniero Manuel F. Ordóñez Galán.
 
El prospecto
 
Su servidor con algo de morbo quería ver de cerca al que parece ser es el mejor prospecto de todos los tiempos en nuestra charrería. ¡Óigalo usted bien, de todos los tiempos!...
 
Me refiero a Mauricio Graniel Ordóñez, hijo de los charros Javier Graniel Collado y María Ordóñez. No me defraudó el bebé charro. Apenas tiene ocho años de edad y ni siquiera levanta el 1.25 metros del piso. Hizo el chamaco una cala de gente mayor de 30 puntos.
 
Y cuando todos estábamos expectantes para verlo en las suertes del ruedo, montando un bronco novillo que le brincó antes, lo sembró de cabeza contra el suelo. Por unos momentos todos pensamos que algo grave había pasado pero papá Dios, el caporal mayor lo protegió.
 
Pasados unos instantes del duro golpe, Mauricio -como todo un charro con redaños- salió hacia el hospital por su propio pie pero con la clavícula rota.
 
Así es este deporte. Recuerdo que hace unos 35 años, en el Lienzo “Carlos A. Madrazo”, en una monta igual sobre el toro, salió muy lastimado el hoy veterano de Huimanguillo, Sabino Herrera Dagdug. Ese día hizo sudar frío al “tata” Walter Herrera (QEPD)…
 
Hoy Dios le está dando reposo obligado por dos meses al supercharro, Mauricio Graniel Ordóñez. Pero ya regresará pronto al lienzo. “Ya lo va ujté a vé”…