CURUL 36

El chantaje del diputado morenista


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 1634

El pasado 29 de mayo, el diputado local de Morena, Exequias Braulio Escalante, en su cuenta oficial de Twitter colocó este tuit: "En próximos días habré de solicitar licencia al cargo de Diputado en el @CongresoTab, habremos de seguir buscando los espacios que nos permitan servir con dignidad al pueblo", sin dar más detalles dejó todo a la especulación y desde entonces se desapareció, y no había aclarado hasta este martes, cuando aseguró que sólo se irá dos meses sin especificar los motivos que lo llevan a separarse por ese tiempo, es decir, pide vacaciones para que nadie diga que no trabaja.

Vamos por partes, el señor Exequias Braulio, es sabido que no le había ido mal hasta antes de ser diputado de la 4T, tan sólo con leer su pequeña biografía colocada en el portal de la Cámara de Diputados uno se puede dar la idea: Empresario en el ramo de la Industria Automotriz; Empresario Petrolero; Presidente y Fundador de la Asociación Civil "Macuspana vive"; además se ha desempeñado en diversos cargos públicos en los Gobiernos Estatal y Municipal, y por si fuera poco dice ser motivador y conferencista en foros educativos. Ésto hace suponer que las percepciones económicas del legislador morenista eran mayores a los 50 mil pesos que actualmente recibe.

Resulta que así como muchos que pensaban que ganarían los miles, Exequias Braulio también comenzó a quejarse en los pasillos y en reuniones con sus cuates de que el salario ya no le alcanzaba, además quería colocar a más gente en la nómina, situación que no pudo lograr, porque ahora sí hay un plan de austeridad. Lo peor para el diputado, es que cuando se le pregunta al Gobernador, Adán Augusto, sobre esta solicitud de licencia, aclaró que no tiene nada de ordinario ni extraordinario porque cualquiera puede irse, pero además precisó que a su gabinete tampoco se sumaría. "No, pues no tiene nada, ni de ordinario ni de extraordinario, pues es normal, los diputados lo único que no pueden hacer es renunciar a su encargo, pero pueden solicitar licencia", le respondió el Gobernador, y este fue un mensaje para todos los integrantes de la bancada: el que se quiera ir, que se vaya. Perdón, el chantaje creo que no se concretó, porque Morena no es el PRI.



Columnas anteriores

visitas