POLÍTICA DE HOY

Los terrenos de Evaristo


Samuel Cantón Zetina

Evaristo Hernández vendió como cosa de vida o muerte el cierre del actual Palacio Municipal (llevarlo a Dos Montes era para "salvaguardar vidas humanas"; boletín 261), pero más allá del drama, es evidente que el inmueble resulta insuficiente y es una ruina.

Hay varias cosas, sin embargo, que el alcalde puede hacer:

1.- Reducir a lo indispensable el número de trabajadores del Ayuntamiento. Seis mil son muchos.

2.- Reconstruir Palacio en el mismo sitio, conservando en él principalmente a las oficinas de servicios y atención al público.

Y 3.- Mudar, a la zona del aeropuerto, para continuar extendiendo gradualmente la capital hacia allá, las áreas que no tienen por qué estar en Tabasco 2000 y el área urbana (ecología, comunicación social, asesores, cultura, deporte, desarrollo rural, etc.) Su propio despacho puede emigrar sin ningún problema a las afueras.

Así "prevendría" el futuro de las nuevas generaciones.

De hecho, se trata de una evaluación que el gobierno de Adán debiera hacer también.

La primera titular de Administración de Núñez: Eloísa Ocampo, aseguró que el estado es propietario de ¡4 mil inmuebles!

Ninguno de los encargados de la secretaría -incluyéndola- sabe cuáles son.

Lo que no se puede seguir haciendo, es lo que pretendía Evaristo: cambiar Palacio cerca del aeropuerto, sólo porque había terrenos (donados). Decía Carlos Hank González, como secretario de Educación, que había que construir escuelas donde hay niños, no terrenos. O la barbaridad del ISSSTE al hacer un hospital allá.

¿No debió estar donde hay enfermos, o donde es más fácil trasladarse?

O puentes, como el de Neme pasando Cárdenas, donde debajo no hay carretera ni río.

Proyectar es de estadistas, pero no por negocio ni a lo bruto.

Y DE MAÑANA…

MORENA PRESENTÓ en el Senado iniciativa de reforma a la Ley de Aguas Nacionales para prohibir la privatización del servicio de agua potable, "por regresivo y atentar contra el derecho humano" al líquido…



Columnas anteriores