SIN REMITENTE

Mañaneras de AMLO o cómo gobernar en 4T


Víctor Ulín

Lecturas: 1198

Habituado o no a las noticias o a las redes sociales, los políticos de Morena tienen que tener muy claro que su presidente es el que define en las conferencias mañaneras el comportamiento que deben seguir en el ejercicio del poder público los siete días de la semana.

Los gobernadores, alcaldes y legisladores deberían levantarse más temprano para sintonizar las conferencias de Andrés Manuel López Obrador y conocer de primera mano cuáles son sus posicionamientos o anuncios y replicarlos en el ámbito de sus competencias.

Ninguno que se precie morenista puede soslayar lo que su presidente declara sobre diversos temas de la vida pública y política del país, unos más polémicos que otros, como el de la concesión del agua a la iniciativa privada o la venta de la actual sede del Ayuntamiento de Centro para construir otro inmueble en Ciudad Esmeralda.

Los gobernantes de Morena en Tabasco y el país no pueden, en consecuencia, mantenerse ajenos a las consideraciones que se les envían temprano desde el Palacio Nacional.

A las premisas del combate a la corrupción e impunidad que es prácticamente un dogma para la Cuarta Transformación, el presidente agrega otras variables dependiendo de las circunstancias políticas y sociales que prevalecen a diario.

Para los morenistas, pues, una opinión, posicionamiento o declaración del presidente debe ser un mandamiento que tiene que atenderse so pena de estar en contra del proyecto de nación que se ha trazado para sacar a México adelante.

Si los gobernantes de Morena atienden y reflexionan las palabras del presidente, no tendrían por qué dudar de cuáles son las decisiones que deben tomarse en el ejercicio del poder público, ni tampoco el rol que asume el ciudadano en la Cuarta Transformación.

PUNTO FINAL 

El gobernador Adán Augusto López firmó el acuerdo para acabar con la deuda a la CFE de más de 500 mil tabasqueños y contar con la tarifa 1F, la más baja. Y es una noticia que la gran mayoría celebra. Es histórico y no es para menos.



Columnas anteriores

visitas