DOBLE FILO

Mi reino por una idea


Homero T. Calderón

Lecturas: 1180

Escribió Shakespeare que en medio de la batalla que enfrentó las casas de Lancaster y York, Ricardo III fue desmontado de su caballo. Gritó desesperado: "Mi reino por un caballo". Pero alrededor de él sólo había muertos. Finalmente, es atravesado por una espada y los Tudor ascienden al poder. Nosotros aquí en Tabasco estamos librando la misma batalla.

Pero no queremos un caballo como Ricardo III. Nos conformamos con que alguien del gabinete de Adán Augusto, o de cualquiera de los diecisiete presidentes municipales nos diga "qué va a hacer" para crear una incipiente plaza de empleo. La misma directora de la Cruz Roja, Graciela Trujillo, está en la misma situación.

Debiendo haber recabado 12 millones de pesos en la actual campaña de colecta, los tabasqueños apenas le han respondido con 600 mil pesos (el cinco por ciento de sus pretensiones). La señora Trujillo está en un grave predicamento. No aporta una idea para resolver su situación. Y nadie en las redes sociales aporta algo (salvo mentadas de madre) para resolver la difícil situación.

Seguimos dependiendo de la industria de la construcción, pero esta depende del dinero que le tiren desde arriba. No es ninguna garantía. Los ingenieros, arquitectos y constructores (como perros de carnicería pobre) esperan codiciosos que el gobierno de Adán Augusto les tire cuando menos los pellejos del gato.

Igualmente, nosotros los periodistas, tampoco proponemos algo que valga la pena para resolver la situación. Nos concretamos a "romper madres". Obviamente, eso no aporta nada a nuestra economía. El único que ha aportado algo es Andrés Manuel con la siembra de un millón de árboles y la Refinería. Ya ni siquiera podemos esperar a que el mago Chen Kai aporte su varita mágica. Se lo acaba de cargar el payaso…

NOTABENE: Desde ayer y hasta ahora, el director del IEAT, Enrique Soberanes Rivera, estará recorriendo los municipios de Huimanguillo y Cárdenas. ¿El objetivo? Verificar si se están trabajando las plazas comunitarias y los círculos de estudio. Todos esperamos de ese trabajo buenos resultados…



Columnas anteriores

visitas