ANALISTA

Y la gente muere


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 745

Sí, por más crudo que pueda escucharse el título, la gente muere. Es el único destino que compartimos todos.
 
Si estamos claros en eso, ¿por qué nos comportamos como si fuéramos a vivir para siempre, y buscamos acumular bienes materiales como si nos los fuéramos a llevar?
 
La respuesta a esta pregunta será siempre clara, pero nunca comprendida. Vivimos con prisa, con ambición, sin poner un límite a los esfuerzos para ello.
 
Existen personas que no caen en esta descripción y son dignos de admiración, pero desafortunadamente en una sociedad que se mueve por estímulos y antivalores, parece ser que no hay tiempo para realmente vivir o disfrutar de lo verdaderamente importante.
 
¿Cuánto es suficiente dinero para una persona?
 
Imposible de responder.
 
Cada quien, de acuerdo a sus circunstancias, valores y el lugar que ocupa en su propio mundo, tiene una respuesta diferente.
 
No importa lo que haya que hacer, ni cómo lograrlo, siempre y cuando se acumule más. Porque más es mejor.
 
Posiblemente esta sea la lógica que priva en países con altos índices de corrupción. Porque no se explica de otra manera que no haya límites a la ambición de aquellos que tienen el privilegio de ostentar una posición de poder, en algún ámbito público o privado.
 
La Cuarta Transformación, planteada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha estimado en un diez por ciento del Producto Interno Bruto, el costo de los actos de corrupción. No presenta datos duros para sustentar esta afirmación, pero el tema es que hablamos de muchísimo dinero.
 
La economía es la ciencia que busca administrar la escasez y distribuir los recursos. Pero históricamente no ha existido un modelo económico que pueda hacer convivir lo político y lo social, que ayude a esta distribución.
 
Las necesidades pueden satisfacerse, la ambición no. Tal vez ésa sea la causa de los altos niveles de corrupción generalizada que se viven en México y en todo el mundo; cabe apuntarlo.

 



Columnas anteriores

visitas