EL COMEJÉN…T

¡Ni en iglesias estamos seguros!


Óscar Ariel Escalante Zapata

Lecturas: 1475

Dicen que los martes ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes, y habrá que agregarle: ni en la iglesia te aparques.

Y aunque no fue un martes como hoy, sino un domingo, en Paraíso asaltaron a una señora mientras oraba en el Santísimo de la iglesia de San Marcos, que está casi junto al palacio municipal. Aclaramos que el ladrón no salió del palacio municipal, como han salido muchos ex presidentes, pero si es increíble que cerca de ahí, donde debería haber vigilancia, se ejecuten los asaltos a mano armada.

¡Ya ni en las iglesias están seguros los feligreses! a los que ahora llamaremos "infeligreses" porque están a merced del hampa; ya nomás falta que a la salida de la misa, en lugar de los pordioseros, se acomoden los ladronzuelos para despeluchar lo que no hayan dejado en las ofrendas los asistentes.

Ojalá hubiera un castigo divino para ese asaltante, y todos los que han desvalijado a las iglesias, y no me refiero a los curas o monaguillos que le hayan metido la mano al diezmo, porque de las autoridades terrenales ya no tenemos esperanzas. Y es que los agentes del ministerio público y jueces, o están coludidos o están amenazados.

En cualquier lugar de cualquier ciudad hay inseguridad, a tal grado que ya asaltaron una vez a la misma Secretaría de Seguridad, por lo que debería llamarse: de Inseguridad.

Donde no han asaltado es en el palacio de gobierno, bueno, excepto Granier y Núñez, dicen, y ahí precisamente ayer brilló la seguridad, pues se reunieron tres gobernadores: de Veracruz, Cuitláhuac García, de Chiapas, Rutilio Escandón y de Tabasco, Adán Augusto López, para definir acciones y estrategias de seguridad regional. Sin embargo, una señora logró romper el cerco de seguridad para protestar por la falta de medicamentos en el ISSET y acusó que el titular, Fernando Mayans, no la atiende, sólo recibe a diputados morenistas y líderes sindicales ¡no puej!; también los familiares de los pacientes del hospital psiquiátrico se quejan de que no hay medicinas en la farmacia, les parece que aún siguen en los tiempos de Núñez. Ején: terminó la feria y para muchos ciudadanos hubo mala organización, faltaron atractivos y productos regionales; sobre todo, el operativo vial para evitar el tránsito vehicular no funcionó.



Columnas anteriores

visitas