POLÍTICA DE HOY

May “renunció” a Roldán


Samuel Cantón Zetina

Suena a locura, pero la sucesión de López Hernández avanza frenética.

Hay personajes que por su cercanía con el presidente son "naturales" para el lejano relevo.

También aspirantes directamente en la órbita de Adán. Apadrinados por AMLO -así son vistos- están Octavio Romero Oropeza, director de Pemex; Javier May, subsecretario de Bienestar, y Mónica Fernández, vicepresidenta del Senado.

Llevan "mano" si sólo depende de Obrador. Pero los de Villahermosa no se dan "por muertos" antes de tiempo.

Aquí, dos son los grupos con mayor poder en Palacio: el de los notarios, con Enrique Priego, Jaime Lastra, Guillermo Narváez Osorio y Armando Piña.

La otra línea con más influencia es la de los Sibilla, a los que se atribuye participación en la designación de tres secretarios: Said Mena (Finanzas), Óscar Palomera (Administración) y Mario Llergo (Bienestar), éste último por estar casado con Alejandra Oropeza, sobrina de los comunicadores.

En la inauguración de la Feria, en vez del tradicional representante presidencial, Adán se hizo acompañar por Emmanuel Sibilla.

Y hace unos meses, ya en este año, Juan Pablo Sibilla, hijo de Chuy, abrió una encuesta en redes sobre el sucesor de AALH, con el tío (Octavio) incluido. Llergo le ganó Bienestar a Nelly Vargas, y es tomado como tutor político del Congreso local.

Entre los amigos del Gobernador, para efectos de sucesión, únicamente puede consignarse a Marcos Rosendo Medina, Manuel Rodríguez, y como interrogación, a José Antonio de la Vega.

La más intensa presión, lógicamente, la ejerce el trabuco de francotiradores de México.

Viene a tema, porque la autoría del rumor de que Silvia Roldán se distanció de Salud porque iba a renunciar se localiza en la frecuencia de May, ex alcalde de Comalcalco -manda ahora a través de su ex mujer y madre de su hijo-, protector del subsecretario de Servicios de Salud, Manuel Pérez Lanz.

Y no como se insinuó, del locuaz director del ISSET.



Columnas anteriores