ANALISTA

Tabasco en la mira


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 1086

Es de todos conocido que, ante México y los mexicanos, Tabasco siendo el estado del Presidente Andrés Manuel López Obrador, recibirá apoyos como ningún otro.

Ahí está el proyecto de la refinería en Dos Bocas que, aunque en términos financieros y de evaluación de proyecto parece no tener sentido, va porque va.

Además del impulso que se espera para la entidad con otras propuestas como el Tren Maya y el traslado de la Secretaría de Energía a Villahermosa y de Pemex al vecino estado de Campeche, en Ciudad del Carmen.

El gobierno de Tabasco está y estará en la mira de propios y extraños, porque el Presidente de México es de ahí. ¿Ésto es bueno o es malo? La respuesta no la sé. Pero lo que sí me queda claro, es que la evaluación al Gobernador Adán Augusto López Hernández y su equipo de trabajo, será más severa por parte de los tabasqueños que lo que en realidad indicaría la justicia, en términos de capacidades técnicas de respuesta.

Me explico:

Tabasco está en un hoyo económico, político, social y de inseguridad desde hace 12 años. Las causas las conocemos todos y pasan desde los desastres naturales del 2007 y 2008, por la peculiar forma de gobernar de Andrés Granier y Arturo Núñez; ambos utilizando segundas personas para ejercer el poder, y con ello promoviendo un caos de todo tipo que se reflejó, y aún se siente, en la economía del estado.

Por un lado, el Gobernador Adán Augusto López Hernández y su equipo se verán en la necesidad de "apretar" el paso, pero además de lograr sensibilizar a los Tabasqueños de que, como dicen en mi pueblo: "no son enchiladas".

El apropiado desempeño de las finanzas públicas será como nunca, un factor a cuidar. Todo cuesta y resulta obvio que se deberá incrementar la recaudación en lo que se refiere a la sección de ingresos. Es imperativo un efectivo ejercicio del gasto en lo que a egresos se refiere, y un inteligente manejo de la deuda y otros instrumentos que generen obligaciones de pago para el estado. Las finanzas y el impacto en el aumento de los indicadores sociales serán el centro de atención de los ciudadanos y por ende, los equipos técnicos del gabinete deberán ser muy sólidos para entregar buenos resultados.



Columnas anteriores

visitas