ANALISTA

La diversión como política pública


Óscar Gómez Cruz

Lecturas: 572

En los diferentes estudios sobre felicidad, o bienestar subjetivo como se conoce técnicamente, realizados en México y Latinoamérica, las prioridades son encabezadas por la familia, la salud, la diversión, la pertenencia y el empleo.
 
En los resultados por mención espontánea, el dinero aparece en la media tabla, aunque puede inferirse que el empleo, al ser mencionado en los primeros tres lugares, se asocia como el medio para generar dinero.
 
La diversión es un tema importante para los mexicanos, y en general para los latinoamericanos. No es coincidencia la gran cantidad de festivales, ferias y celebraciones que existen en estas latitudes del planeta. Si bien los países europeos también consideran la diversión entre sus prioridades, la realización profesional y la salud figuran antes.
 
Los seres humanos necesitamos esparcimiento, salir de la rutina diaria y disfrutar de deporte, cultura, tiempo libre y actividades, que complementen al trabajo y la vida familiar.
 
Esta situación también se aprecia de modo distinto dependiendo el contexto cultural de la sociedad a la que nos refiramos. Los gobiernos necesitan tomar ésto en cuenta al momento de diseñar las políticas públicas orientadas a promover el sano esparcimiento. Los europeos ven a la familia como un núcleo momentáneo. Los latinos lo consideran permanente.
 
Los europeos ven la diversión como producto del trabajo. Los latinoamericanos trabajamos para poder divertirnos.
 
El gobierno debe promover como una política pública el adecuado uso del tiempo libre, propiciando las condiciones para que la gente se divierta, aprenda, y conviva de manera sana. Tabasco tiene su Feria. Ejemplo cultural que se ha mantenido por generaciones y que involucra a todos los sectores, todos los estratos y municipios del estado. En su momento se planeó como un evento comercial cultural, hoy es un evento que involucra a todo un estado y que lo proyecta al resto del país. Éste es un ejemplo de una política pública que se necesita cuidar.

 



Columnas anteriores

visitas