POLÍTICA DE HOY

¡HELP, Guardia Nacional!


Samuel Cantón Zetina

Lecturas: 1995

El Presidente López Obrador se juega su capital político con la Guardia Nacional.

Ya patrulla Minatitlán, donde el 14 se produjo la masacre de la palapa. Atrás quedó el debate nacional sobre si el mando debía ser civil o castrense, producto del temor de que se militarice a México. Está en las calles, y significa la gran apuesta de la Cuarta Transformación para detener el baño de sangre (según AMLO, Calderón y Peña dejaron más de un millón de víctimas).

Efectivos de la GN portan uniformes del Ejército y de la Policía federal, y un distintivo con las siglas en el brazo. Siendo la inseguridad la más grande preocupación de los mexicanos, más incluso que el desempleo y la crisis, el grupo en el poder -pidió 6 meses para dar resultados- arriesga entero su llamado "bono democrático". A ver qué podrá hacer la corporación de cara a un escenario de catástrofe: cada nuevo mes, es peor que el anterior en muertos y hechos sangrientos.

Si la Guardia fracasa, no quedará más que armarnos, como en EEUU.

Poca acogida ha tenido en la percepción popular las tímidas estadísticas gubernamentales de presunta recuperación en delitos específicos.

La realidad de miedo, luto y terror eclipsan cualquier pequeño logro.

Máxime cuando el mensaje que desde las policías se manda a la gente, ahonda el temor, y crece tanto la sensación de desamparo como la desconfianza en las autoridades.

En ese contexto, resulta inaudito que agentes de la Fiscalía y elementos de Seguridad Pública hayan protagonizado un amago de enfrentamiento a balazos en una concurrida plaza de Villahermosa (Las Américas) nada más por negarse a identificar.

¿Dónde cabe semejante descoordinación, con tanto qué hacer contra la delincuencia organizada?

Ni qué decir de "los detalles" de la patrulla municipal donde edecanes se tomaron "selfies", o de la descarada extorsión de automovilistas en Ruiz Cortines frente al museo La Venta.

¡La inconciencia mata igual que las balas!



Columnas anteriores

visitas