POLÍTICA DE HOY

Tabasco deshumanizado


Samuel Cantón Zetina

Con tantos problemas económicos, de inseguridad y de falta de valores, ¿por qué los tabasqueños, siendo tan críticos e inteligentes, no entendemos que tenemos que empezar a actuar de manera diferente?
 
Si hay enemigos que afectan a la sociedad en su conjunto, ¿por qué no desarrollamos un mayor sentido de solidaridad?
 
Hemos visto, por el contrario, cómo percances carreteros de vehículos de mercancías, por ejemplo, se convirtieron en vez de muestras de auxilio al necesitado, en festines vandálicos.
 
Hubo casos donde los choferes permanecían moribundos mientras la gente robaba lo que podía. En días pasados volvimos a mirar lo peor del tabasqueño, cuando en las playas dejaron un auténtico muladar. Saben que el plástico que va a los mares está acabando con las especies, y ni así fueron capaces de recoger su basura.
 
¡Como si fuera tan difícil!
 
Eso sí: antes exigieron al gobierno que las playas y balnearios estuvieran rechinando de limpios, y ahora mismo continuarán en Facebook y Twitter reclamando por todo. 
 
Pero lo que se vio en los videos del asesinato de las dos damas de Comalcalco, ¡no tiene nombre!
 
Decenas de mirones grabando a detalle con sus celulares, en tanto un bebé permanecía literalmente tirado en el pavimento, y un niño evidentemente traumatizado era centro de atención no de acciones caritativas, sino de “flashes” y morbosos.
 
No les ayudaron, pero sí se dio una especie de competencia para ver quien subía “el mejor” video a las redes, y lo hacía más rápido.
 
Tiempos aciagos de la humanidad en Tabasco. La insensibilidad no solamente es de quienes violentan la paz social con armas de fuego, o discursos huecos, sino de la misma población.
 
En ese lamentable entendido, nadie debe aspirar a ser socorrido por los propios ciudadanos en caso de apuro.
 
Y DE MAÑANA…
DE ACUERDO al Gobernador, en mayo empezará la obra pública en todo el estado, donde -dijo él mismo- más de la mitad vive en pobreza o precariedad…
 


Columnas anteriores