OPINIÓN

De memoria corta


Manuel Andrade Díaz

Se dice que los tabasqueños somos de Memoria Corta. Que de todo hacemos un escándalo, pero pasado el coraje o un tiempo, todo se olvida y hasta se perdona.

Por eso muchos apuestan al olvido e incluso a la victimización.

Abundan los ejemplos históricos y recientes.

Por eso es importante no quitar el dedo del renglón y refrescar socialmente la memoria.

Es el caso de los conocidos desfalcos y negocios cometidos durante Gobierno de Arturo Núñez.

Personalmente, como Diputado, me tocó exponer, demandar y exigir castigo a esas conductas que, por lo menos, ameritaban investigación por parte de las autoridades.

En cambio, el Congreso y los demás poderes los encubrieron y solaparon.

El caso del Helicóptero de más de 30 millones para Protección Civil que nunca apareció.

O el caso de los Drones, uno que compró la Fiscalía empezando el gobierno y otros que compró la Secretaría de Gobierno que encabezaba Gustavo Rosario Torres, y que fueron denunciados por la diferencia de precios, modelo, y la falta de transparencia en su adquisición.

O el manejo del FIDET por parte de David Gustavo Rodríguez Rosario, con la famosa película de 20 millones que nunca apareció, o el pago de empresas fantasmas para promoción turística.

O los manejos de Salud desde los negocios con la compra de medicamentos, el nepotismo que impero, la responsabilidad por el quiebre del sistema, las millonarias deudas a proveedores y el tráfico de plazas.

Los préstamos para Seguridad Pública, las APPS que costaron cientos de millones; las rentas de vehículos blindados, y de servicio, el súper millonario gasto en Comunicación Social.

Le apuestan los implicados al olvido, o a que el deceso de alguno de ellos impida que continúe su trabajo la Ley.

Si realmente hay Justicia, nada será impedimento para castigar a quienes lucraron con el dinero y las desgracias de los tabasqueños.

Lo demás será complicidad y confabulación. No lo permitamos. Exijamos Justicia.