CURUL 36

Los cien días de Adán


Leobardo Pérez Marín

A diferencia de otros mandatarios, Adán Augusto López Hernández decidió no hacer evento oficial al cumplir sus primeros cien días al frente de la administración estatal, argumentando que para él lo más importante es no bajar el ritmo de trabajo, y atajó las criticas de la oposición al señalar que en este corto tiempo "no se puede ni ver ni lo bueno ni lo malo".

Haciendo un recuento de estos primeros cien días, podemos empezar diciendo que por fin se acabaron las manifestaciones y el cierre de calles y fue por dos cosas: la primera, porque se logró pagar a todos los burócratas del estado los salarios y prestaciones de fin de año que Núñez dejó pendientes y segundo, porque en el primer plantón donde se afectó a terceros se aplicó la ley y los inconformes fueron atendidos, logrando la estabilidad administrativa y social.

Otro punto a favor es que logró conseguir de la federación 2 mil millones de pesos adicionales, para que al final de este 2019 esté gastando más de 53 mil millones de pesos, un presupuesto histórico porque se tuvo un incremento de 4 mil millones de pesos más que lo ejercido por Arturo Núñez en el 2018; a la par también estableció un plan de austeridad, en donde lo más palpable es que se acabaron los excesos en renta de camionetas y aviones, además del despliegue de seguridad con el que se manejaban todos los funcionarios públicos. En materia legislativa, se había comprometido a reducir el número de regidores y ya comenzó con el envío al Congreso Local de la iniciativa para eliminar un síndico de Hacienda, dictamen que ya fue aprobado.

Sin duda también hay pendientes que no se han cumplido y que el mismo Gobernador sabe que es una bomba de tiempo, se trata del borrón y cuenta nueva, así como la tarifa eléctrica preferencial, esta es la principal promesa de campaña y siendo realistas se ha tardado, primero dijeron que era el 15 de enero; luego que sería a finales de febrero y ahora que hasta después de Semana Santa. Este sí es un tema de alto riesgo de Adán Augusto.

Al final, así resume el Gobernador el informe de los cien días: "¿Por qué ponernos una camisa de fuerza, que a los 100 días tengas que revisar?, cuando apenas van a empezar a detonarse los proyectos de obra pública y la inversión".



Columnas anteriores