MANIFIESTO

Van Olmecas contra maldición


José Chablé Ruiz

Olmecas de Tabasco arranca mañana la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) rompiendo una tradición: ante jóvenes deportistas, el gobernador Adán Augusto López Hernández anunció el viernes que él no lanzaría la primera bola de inauguración sino José María Murillo Rico, Chemita, un ex jugador de los Diablos Rojos que se quedó no sólo a vivir sino a enseñar a las nuevas generaciones el rey de los deportes en Cárdenas. Tal reconocimiento servirá como un aliento del gobierno de la Cuarta Transformación al club Olmecas para repetir la hazaña de 1993, cuando resultó campeón de la LMB. Después, los fracasos consecutivos del equipo, para los aficionados ha sido una pesadilla como la de los cruzazulinos en el futbol. Este año, la esperanza de los fanáticos renace en la afición del presidente Andrés Manuel López Obrador al beisbol. De tal suerte que Juan Carlos Manzur Pérez, presidente de los Olmecas de Tabasco, tiene ese ineludible compromiso en condiciones económicas desfavorables, sí, pero, a veces, esa limitante, se supera con aptitud, carácter y profesionalismo.

No está de más recordar lo siguiente: en el Presupuesto de Egresos 2013 del Ejecutivo, el gobierno estatal justificó el financiamiento público al equipo profesional con el argumento de que el 30 por ciento de la población era aficionada al beisbol. Sin embargo, al corte del 21 de junio de 2018, el INJUDET reportó al INEGI que sólo mil 700 practicaban esa disciplina en la entidad. En 2019, Tabasco cumple 42 años de participar de manera ininterrumpida en la LMB, a partir de 1977 como Plataneros. Un año como Cardenales, 1975. En 1987, como Ganaderos y a partir de 1990 como Olmecas. La bola de apertura que lance Chemita es una señal de la transformación y del interés del gobernador Adán Augusto por impulsar el deporte, principalmente a las disciplinas básicas.

Mañana que se cante "playball" en el Centenario, la novena Olmeca que ahora tendrá como mánager a Ramón Orantes, volverá a ilusionar a los tabasqueños con ganar su segundo campeonato en la LMB.



Columnas anteriores