Entre Números

Transparencia color chapopote


Mtra. Soraya Pérez

Lecturas: 785

Desde el inicio de su sexenio, el Presidente López Obrador ha insistido que desde el Gobierno Federal impulsará una política de total transparencia y rendición de cuentas. No obstante, varios funcionarios, particularmente del sector energético, no se han apegado a esta premisa, restringiendo y reservando información sobre el proyecto de mayor envergadura energética, la nueva Refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.

Recientemente solicité, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, una copia de cualquier acto administrativo que se haya expedido con relación al proyecto de la Refinería. Sin embargo, aún después de que el Presidente instruyera públicamente que se me entregaría toda la información correspondiente al proyecto, PEMEX tomó la decisión de clasificar como reservada, por un período de cinco años, el acceso a diversa información sobre el mismo.

La transparencia en el sector energético, dirían algunos de mis seguidores en Twitter, está color chapopote. Claramente, la respuesta que recibí por parte de la empresa productiva fue bastante desalentadora, no sólo porque prácticamente estaba "mutilada" en su mayoría, sino porque señalaba que la evaluación económica, financiera y ambiental del proyecto ¡no estaba elaborada aún!

Es irrefutable que el proyecto de la Refinería representa una gran oportunidad para la reactivación económica de Tabasco; no obstante, la falta de argumentos técnicos y financieros pone en riesgo la posibilidad de realizarlo.

Es por eso que considero urgente que los titulares de la SENER y de PEMEX comparezcan ante el Congreso de la Unión, mostrando la viabilidad ambiental, económica y legal del proyecto.

De la misma manera, insisto que debe de iniciar de inmediato el proceso de reclutamiento de los consejeros independientes de PEMEX, ésto para continuar con la profesionalización del Consejo de Administración, y, por ende, de la empresa. PEMEX necesita ser una organización viable y transparente. Estoy convencida que, si este proyecto cumple con la Ley y es en beneficio del "pueblo bueno y sabio", no tiene sentido el manejo secreto que le están dando a la información. El que nada debe, nada teme.



Columnas anteriores

visitas