DOBLE FILO

La limpieza de AMLO


Homero T. Calderón

Lecturas: 1796

Hoy haré honor a ese distintivo que Tabasco me regaló cuando llegué a la selva hace ya casi cuatro décadas. Nadie mienta la madre con más pasión y talento que los nativos del barrio de Tamulté. Y si ellos usan ese florido lenguaje, yo, ¿por qué no? Reflexionemos entonces:

Andrés Manuel acaba de finiquitar que el neoliberalismo ya "tzingó" a su progenitora. Y que al paso que inició, dentro de poco también tendremos a infinidad de traidores a México en el bote. Empieza luego de cien días una economía que debe darnos a finales del año 2020 (en este año es casi imposible), un crecimiento económico de 4 por ciento anual.

Muchos pendejos elementalistas en Tabasco critican a AMLO porque "prometió que iba a cambiar todo y aún no sucede nada". Lamento decepcionarlos. En cien días, Andrés Manuel nos puso en la nariz que hay un México compuesto por verdaderos hijos de su "tzingada" madre, y otra gran porción somos los pendejos que nunca pensamos que el país lo estaban destruyendo enfrente de nuestra nariz.

Estos inteligentes rateros hicieron pingües negocios a ciencia y paciencia de nuestra soberbia pendejez. El Partido Acción Nacional (el PAN) solidificó sus finanzas nacionales con el huachicol poblano. Y en Guanajuato, montaron su economía con gasolina robada. ¡Qué poca madre!...

AMLO también puso al descubierto que quizá más de la mitad de mexicanos somos muy corruptos incluyendo –claro- a muchos tabasqueños que ocupan un lugar preponderante en el mismísimo equipo del gobernador. Los últimos doce años se hicieron en Tabasco todo tipo de negocios, trapacerías y tranzas de "pisa y corre".

Hoy sabemos por intermediación de AMLO, que México no ha crecido porque miles de ladrones públicos se robaron la entraña de México y no dejaron crecer nuestra economía. Mientras el huachicol terrestre era explotado por las mafias del centro de la república, el huachicol marino era traficado por bandas de piratas de nuestro mar y ultramar.

Así de sucio encontró Andrés Manuel a México. En cien días está sentando las bases de un nuevo país, a ciencia y paciencia de miles de imbéciles que en las redes sociales dicen pendejez y media tratando de denostarlo…



Columnas anteriores

visitas