¡AH, CARAY!

Cambia, todo cambia


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1098

Una doña platicaba muy fufurufa, que estos tiempos soy muy cambiantes: Unas veces estás empiernao y no quieres salir de la camucha; y otras, quieres andar en traje de pozol, o sea, en pelota…

Como a cada santo se le llega su día, así le tocó a la tierra de los cagaparaos recibir al Góber Adán Augusto con su séquito de lambiscolaboradores, pa' echar a andar el programa "Producción para el Bienestar". Cómo es cambiante este mundo, diría Meche Sosa: Cambia, todo cambia; y Eduardo Galeano me sacaría de onda cuando afirma que lo único que no cambia la raza es el club de futbol al que le va. En México, el que es Chiva o Americanista, lo es hasta la muerte. Pero en polaca, ay Dios, nomás te das vuelta y ya José Luis Solís, por ejemplo, ya fue Moreno, luego solazteco y ahora quiere ser Moreno de vuelta. Pero estábamos en Huimanguillo, la tierra piñera, donde nomás los chicharrones de Carmito truenan, que recibía al Góber y en primera fila, más puestos que un calcetín, estaban Neto Rabelo y Luis Felipe Madrigal; diría Augusto Monterroso: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Los dos han caminado la seca y la meca, y parte de la huasteca. Pero muy orondos y quitados de la pena, estaban allí…

Perdieron viejos y en la puerta, esos cerebritos de Conagua, que tercos como una mula, dijeron que bajándole caudal al Mezcalapa y aventándolo pa' Cunduacán, Jalpa y Nacajuca a través de la compuerta de Macayo, salvarían a la capirucha de inundaciones; pues ya se echaron el camarón, porque ahora no llega más que un charquito, y varias comunidades de Centro están padeciendo la falta del líquido…

Y el que salió regañón fue el Dipu Tomás Brito, presi de la Mesa directiva del Congreso, pues resulta que en plena sesión algunos Dipus estaban en el chisme -quizá comentando la novela del momento- y que agarra Tomatito y les grita: Si van a platicar, mejor váyanse al parque…



Columnas anteriores

visitas