DOBLE FILO

Los cangrejos tabasqueños


Homero T. Calderón

Lecturas: 1652

Comenté en mi columna sabatina pasada, que Tabasco tiene tres graves problemas por resolver: 1.- Los laudos laborales por mil 148 millones de pesos; 2.- Las deudas con CFE por alrededor de 400 millones de pesos y una brutal inseguridad pública que sólo en marzo ya suma más de 23 muertitos.

Pero también Tabasco tiene una grave disfunción para reconocer a sus mejores talentos. El tabasqueño de las redes sociales ha encontrado un camino fácil para descargar sus frustraciones mentándole la madre, o desconociendo, o haciendo pedazos a quien le cae mal. No se tiene paciencia para esperar buenos resultados. Queremos ganancias de inmediato y además, "muy limpias".

Así está pasando con los nombramientos de Miguel Wabi Yabur, uno de nuestros jóvenes más capaces para organizar eventos publicitarios y ferias de superior calidad nacional e internacional. Y en menor grado, muchos no digieren tampoco la llegada del joven y talentoso Arturo Abreu Ayala a la unidad de limpieza financiera.

Si los soltamos, Tabasco tendrá en breve resultados que estimularán positivamente nuestra economía. Dejemos que Miguel Wabi Yabur haga lo que sabe hacer porque posee un mega-olfato para hacer negocios en grande. Es la única manera de rescatar a Tabasco.

Tenemos que cambiar nuestra vieja mentalidad "ratonera". Tenemos que apoyar a nuestros jóvenes talentosos, desterrando nuestra negativa mentalidad de cangrejos…

POSDATA: Recientemente, el líder nacional del SITEM, Diego Ánimas Delgado, ha concluido una difícil gira por tres estados para impulsar a la central que dirige como la nueva institución de lo que debe ser el nuevo proyecto educacional de Andrés Manuel López Obrador. Estuvo en Oaxaca, Michoacán y Yucatán consolidando su proyecto de educación nacional. El SITEM trabaja de manera inteligente, construyendo lo que será el edificio de la educación pública del futuro. Se trata de derribar las viejas y anquilosadas estructuras de los sindicatos priistas, prácticamente desaparecidos por sus lamentables errores históricos…



Columnas anteriores

visitas